Abordando el estándar Passivhauss

Publicado el 27 septiembre 2016

Para certificar un proyecto como Passivhaus, lo verdaderamente importante está en la optimización de los recursos existentes a través de técnicas pasivas.

Primer edificio Passivhaus. Imagen bajo licencia CC BY-SA 3.0. Autor original: Passivhaus Institut.

Primer edificio Passivhaus. Imagen bajo licencia CC BY-SA 3.0. Autor original: Passivhaus Institut.

La casa pasiva marca tendencia en la arquitectura, sobre todo en titulares. Y es que las famosas “passivhaus” están viviendo una etapa de oro en lo que a los medios de comunicación se refiere. Eso sí, como ocurre habitualmente, que se hable de un tema no quiere decir que se trate con la profundidad que se merece.

Es importante volver a los inicios; supongo que todos conoceréis el estándar Passivhaus pero me permito tomarme un momento para explicar su origen. Estados Unidos, segunda mitad del siglo XX. Buscando un mayor ahorro energético comienzan las primeras “casas pasivas”, acuñadas de tal forma, con nuevas aplicaciones de placas solares y de aislamiento a las viviendas. En las décadas siguientes la práctica cayó en desuso motivado fuertemente por los bajos costes energéticos del petróleo. Pero la semilla ya estaba plantada.

Al otro lado del atlántico, muchos intelectuales estaban buscando alternativas a los altos costes energéticos que tenían las viviendas europeas. En mayo del 88, en medio de una conversación, dos profesores universitarios, Bo Adamson (Lund University de Suecia) y Wolfgang Feist, (Insituto de la Edificación y Medio Ambiente de Alemania) idearon este tipo de estructura, denominándola Passivhaus. Este término alemán perfeccionó la idea de aislamiento, confort térmico y energía nula, materializado en un estándar –emitido por el Passivhays Insitut Aleman, fundado por el propio Feist– por el que medir todas las edificaciones del mundo. Dos años después, la ciudad de Darmstadt (Alemania) fue la espectadora del primer edificio pasivo construido con el estándar Passivhaus.

Y ya entrando en materia… ¿Qué es exactamente “Passivhaus”?

passivhaus

Esquema funcionamiento Passivhaus. Imagen bajo licencia CC BY-SA 3.0. Original de Passivhaus Institut. Adaptación de la gráfica a castellano.

Cuando nos referimos a este término, estamos hablando de edificios de consumo energético muy bajo, es decir, una construcción sostenible que maximiza los recursos y respeta el medio ambiente. Passivhaus es un certificado que garantiza que la construcción se llevó a cabo para lograr la máxima eficiencia energética posible.

Estas edificaciones consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. A mayores, toda energía adicional requerida debe proceder de fuentes de energía renovables. Como podéis esperar, la construcción que sigue estos patrones cuenta con un coste medioambiental bajísimo. También el inquilino o propietario verá reducidos sus costes energéticos. ¿Quién no quiere pagar menos de calefacción?

Cabe destacar que el estándar no determina un producto exacto, ni un estilo arquitectónico concreto. Lo verdaderamente importante está en la optimización de los recursos existentes a través de técnicas pasivas. Un ejemplo sería la correcta colocación de ventanas para aprovechar al máximo la luz solar. Y como cada entorno es diferente a otro, es labor del arquitecto trabajar en aunar los recursos de un determinado entorno en la construcción de su obra.

Pero sin duda existen cinco principios fundamentales que toda obra debe cumplir para certificarse, que podéis encontrar en la Plataforma para la Edificación Passivhaus (organismo oficial en España). Estos principios son:

  • Un excelente aislamiento térmico
  • Ventanas y puertas de altas prestaciones
  • Ausencia de puentes térmicos
  • Ventilación mecánica con recuperación de calor
  • Estanqueidad al aire

Me parece más que interesante explicar con calma cada punto, pero este post se haría excesivamente largo. Es un tema apasionante del que se pueden decir tantas cosas que prefiero continuar con él a lo largo de este blog. Si estáis tan interesados como yo en el “passivhaus” no os perdáis las próximas actualizaciones.

Y mientras tanto os animo a comentar y debatir acerca de este certificado y todos los beneficios que trae consigo.

Imprimir

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X