Sergio Torre: “Trabajamos preocupados por el bienestar de las personas y del medio ambiente”

Publicado el 7 febrero 2022

La arquitectura sostenible es una realidad que está llegando a cada vez más empresas del sector, independientemente de su tamaño. Las certificaciones están a disposición de los estudios y los arquitectos que promueven una edificación más respetuosa con el entorno. Y las fórmulas y metodologías para conseguirlo son múltiples.

En el caso de Sergio Torre, es un ejemplo de cómo un pequeño estudio de arquitectura puede situarse en el mapa mundial gracias a su buen hacer. Y hemos tenido la oportunidad de charlar con él sobre el sector, sus proyectos, y mucho más.

Entrevista

Isabel Fernández: ¿Cómo definirías tu estudio de arquitectura?

Sergio Torre: Pequeño y sobre todo humilde, no nos olvidamos de dónde venimos y trabajamos preocupados por el bienestar de las personas y del medio ambiente. Es un estudio unipersonal con muchos colaboradores externos y trabajamos en pocos proyectos simultáneos para poder ofrecer la mejor solución personalizada a nuestros clientes.

Estamos situados en la llamada “España Vaciada”, donde hay pocas oportunidades o desaparecen muy rápido, así que todo nuestro trabajo se basa en el esfuerzo pionero de muchos años trabajando en una dirección para intentar ofrecer a nuestros clientes, pasados, actuales o futuros, la posibilidad de comprobar in situ que la excelencia en la construcción actual pasa por este tipo de edificaciones que proyectamos, comprometidas con la salud propia y del medio en el que vivimos.

I.F.: ¿Cómo es tu metodología a la hora de afrontar los proyectos?

S.T.: Trato cada proyecto como único y personal. Eso lo tengo claro. Los clientes merecen que considere su proyecto como tal, seguramente sea la mayor inversión que vayan a realizar en toda su vida y no entiendo otro planteamiento.

Después el proceso es sencillo, planteo preguntas y más preguntas al proyecto hasta que todo llega a un momento de complejidad resolutiva tal, que lo doy por cerrado.

I.F.: Estás especializado en Passivhaus. ¿Desde cuándo? ¿Este certificado es cada vez más común en viviendas unifamiliares?

S.T.: “El Plantío” es la primera Passivhaus Certificada en Castilla y León y se creó en mi estudio hace más de 10 años. Ahí puedo decir que comenzó esta andadura.

Entiendo que sí, que cada vez se certifica más, solo hay que mirar los datos. El aumento es exponencial en los últimos años, pero hay mucho camino por recorrer.

I.F.: ¿Por qué Passivhaus?

S.T.:Porque es el estándar constructivo más exigente en cuanto a la eficiencia energética y porque a su vez, proporciona el máximo confort y salubridad interior posibles. Por lo tanto, cuida de las personas y del planeta.

Además, no limita las herramientas del diseñador por lo que es un estándar universal aplicable a cualquier zona.

I.F.: ¿Con qué tipo de materiales sueles trabajar?

S.T.: Nada tienen de particular los materiales que suelo emplear, son materiales de sobra conocidos por sus buenas características termoacústicas y su elevada vida útil. Materiales reciclados y/o reciclables, ejecutados con técnicas constructivas tradicionales y artesanales, lo cual es de suma importancia porque demuestra que no es necesaria la aplicación de las tecnologías industriales más avanzadas para lograr el objetivo.

Esta es una de las características más importantes del estándar passivhaus, no obliga o compromete al empleo de materiales o técnicas constructivas concretas, dando libertad absoluta al diseñador y al constructor.

I.F.: ¿Algún proyecto o proyectos que destaques especialmente? ¿Por qué?

S.T.: “Casa Ceinos” es una vivienda que ha sido reconocida por el Instituto Passivhaus como la primera y única vivienda unifamiliar Certificada Passivhaus Plus a nivel mundial que ha sido edificada entre medianeras (entre edificaciones en todos sus linderos menos al frente a calle). Es una tipología de edificación muy común en los centros históricos o barrios tradicionales, pero hasta el momento, ningún promotor privado individual, había creado una vivienda tan singular, entiendo que por la complejidad de diseño que conlleva.

Este proyecto en concreto, pone a Palencia en el mapa de la más alta eficiencia energética constructiva a nivel mundial y demuestra que la región está en cabeza en I+D+I, desarrollando reconocidas edificaciones por toda la geografía española (ver por ejemplo “Casa Vona” en Elche, primera edificación de madera Certificada Passivhaus Plus en toda España).

I.F.: Además, combinas tu trabajo como arquitecto con tu faceta artística como pintor. ¿El arte está presente, de alguna forma, en tus proyectos? ¿Cómo combinas ambas disciplinas?

S.T.: Las combino, sí. Tuve una etapa de docente en Burgos que fue muy gratificante pero no puedo abarcarlo todo. Ahora mismo estoy centrado profesionalmente en la Arquitectura.

La pintura me permite cambiar de escala y de herramientas, pero el proceso es idéntico al proyectual arquitectónico, problemas y la búsqueda de la mejor de las soluciones.

I.F.: ¿Cuál es tu percepción de la arquitectura sostenible en la actualidad?

S.T.: Con luces y sombras, por una parte, es evidente que es necesaria y se tiende a ella cada vez más, pero en estos momentos, el intrusismo y el que todo sea considerado “sostenible”, no ayuda a que se avance en la dirección correcta.

Sergio, muchísimas gracias por tu tiempo y por compartir con nosotros tus experiencias y aprendizajes. ¡Ha sido un auténtico placer!

Categorias relacionadas: Entrevistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X