El hogar conectado como apuesta por la sostenibilidad

Publicado el 12 mayo 2017

Que el mundo de hoy está más conectado que nunca no es ninguna novedad. Vivimos conectados. Hacia lo que ocurre más allá de las paredes de nuestro hogar. Hacia el mundo. Pero, ¿por qué no establecer también uniones entre los gadgets de los que disponemos en casa?

El concepto de Internet of Things se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Si este concepto lo llevamos a un terreno doméstico, estaremos hablando de hogar conectado.  Entre otras muchas cosas, el hogar conectado nos permite incorporar las instalaciones para que puedan funcionar de forma conjunta e integrada.

Ahorro energético, uno de los beneficios del hogar conectado

Cuando nuestros gadgets se comunican entre ellos estamos hablando de hogar conectado. La automatización de determinados sistemas tiene múltiples beneficios. Uno de ellos es el ahorro energético, al contar con la posibilidad de programar los recursos. Para conseguir un mayor ahorro energético, en muchos casos no es necesario sustituir los aparatos o sistemas domésticos por otros que consuman menos energía. Hay ocasiones en las que una gestión eficiente de los mismos es suficiente.

Por ejemplo, gracias a las técnicas del hogar conectado, en climatización y calderas, podemos programar y zonificar, mediante el uso de un termostato. De esta manera, podemos apagar o encender la caldera mismamente desde el teléfono móvil. Lo que nos permitirá ahorrar energía. Lo mismo ocurre con las persianas y toldos, u otras aplicaciones. El uso de técnicas orientadas a automatizar las viviendas que integran la tecnología en los sistemas de seguridad, gestión energética, bienestar o comunicaciones es una opción cada vez más recurrente. Y una muy buena noticia para el mundo de la arquitectura sostenible. Si hablamos de casas ecológicas, no podemos obviar este tipo de técnicas que facilitan el ahorro energético.

Actualmente, son muchas las opciones de sistemas de hogar conectado que diferentes empresas tecnológicas están promoviendo. En una entrevista a Albert López, de Somfy, pudimos conocer un ejemplo de las mismas. En concreto, el sistema Tahoma, que permite conectar diferentes instalaciones como persianas, toldos, luces, etc. y activarlas desde cualquier lugar. Esto contribuye a un mayor confort y, además, a un ahorro de energía.

Lo cierto es que todas las técnicas de hogar conectado son conocidas por facilitar la vida de las personas y contribuir a un mayor confort. No obstante, conviene resaltar también las características sostenibles de las mismas. Contribuyen a un mayor ahorro energético, aprovechando todo lo posible los recursos naturales de los que disponemos. Se trata de aunar avances tecnológicos y las facilidades que nuestro entorno nos ofrece. Evolución en todos los sentidos. Y uno de los principios básicos de la arquitectura sostenible.

Imprimir

Categorias relacionadas: Materiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X