Miren Caballero: “Los cambios de hábitos marcan los grandes cambios de nuestra vida; y estamos descubriendo nuevos grandes hábitos”

Publicado el 5 noviembre 2019

La bioconstrucción es una disciplina de la arquitectura sostenible que busca la armonía de las construcciones con la naturaleza. Uno de sus principios es la creación de espacios sanos y personalizados según el cliente. Y ese es el caso del estudio de Miren Caballero, que ve en la bioconstrucción el perfecto aliado para la construcción de casas sanas; casas “amables con las personas que la habitan, confortables, y que respetan tanto la salud de la persona como el medio ambiente”.

Sin olvidarse, por supuesto, de la personalidad de sus habitantes. Miren Caballero lo deja claro en su web: “Te voy a ayudar en el desarrollo de las ideas para diseñar tu casa sana y pasiva, y vas a descubrir como al final del proceso tu carácter y  valores de vida estarán reflejados en ella”.

A continuación, os mostramos el resultado de nuestra charla en la que abordamos diversos temas, como las casas sanas, bioconstrucción, materiales sostenibles y aislamientos naturales.

Entrevista

Isabel Fernández: ¿Cómo nace tu interés por la bioconstrucción?

Miren Caballero: Al principio lo recuerdo como una inquietud, pero que no llevaba el nombre de bioconstrucción. Tras acabar la carrera de arquitectura, me fui interesando en proyectos y ejemplos que veía y/o buscaba, relacionados con la sostenibilidad, materiales naturales, eficiencia energética… Recuerdo pensar, ¿cómo han conseguido hacer estos proyectos tan interesantes?

Llegó un momento sobre el 2010 en el que me di cuenta de que, si quería realizar proyectos de bioconstrucción, tendría que formarme y crear mi propio estudio para       trabajar en lo que a mí realmente me interesaba. En el 2011-2013, realicé el máster de bioconstrucción del IEB, y entendí que podía ser una forma de trabajar en aquello que me ilusiona.

I.F.: ¿Qué y cómo es una casa sana?

M.C.:Me gusta usar el término, casa sana y pasiva, ya que engloba tanto la salud como la eficiencia energética. Es una casa amable con las personas que la habitan, es confortable, y respeta tanto la salud de la persona y del medio ambiente.

I.F.: ¿De qué proyecto te sientes más orgullosa?

M.C.: Todos los proyectos son como pequeños logros. En algunos proyectos conseguimos casi un 100% de sostenibilidad y en otros algo menos, pero siempre implicándonos con el cliente y sus expectativas.

Los proyectos Passivhaus ecológica que he realizado (Passivhaus + Bioconstrucción), son los que más responden a mis intereses ya que aúnan materiales naturales y eficiencia energética.

I.F.: ¿Con qué tipo de materiales sueles trabajar?

M.C.: En los proyectos del estudio solemos trabajar con materiales naturales, la mayoría de ellos de origen vegetal. Los beneficios que queremos conseguir con el uso de estos materiales naturales son 3: salud, ahorro y ecología.

Uno de los materiales que más valoramos en los proyectos de nuestro estudio es la madera. La utilizamos tanto como estructura (entramado ligero o en paneles CLT), como en ventanas, aislamientos térmicos derivados de la madera, e infinidad de productos más.

Otro material que también valoramos mucho es la cal. La utilizamos como revocos para exteriores, proyectados de corcho + cal, para problemas de humedades en los zócalos, etc. Como impermeabilización en las zonas de cimentación, solemos utilizar las láminas de EPDM.

I.F.: Un tema que despierta mucho interés es el de los aislantes naturales. ¿Con qué tipo de aislantes térmicos y acústicos “sanos” trabajas?

M.C.: Los aislamientos naturales es uno de los campos con más desarrollo dentro de los materiales naturales y la bioconstrucción. Hay muchísimos tipos de aislamientos donde poder elegir, según el uso, ubicación y precio. Dos de los aislamientos naturales que más utilizamos en el estudio son el corcho y la fibra de madera:

  • El Corcho negro expandido en placa, para fachada y suelo de cimentación. Es un material excelente, tanto por sus prestaciones térmicas como acústicas. Para la             humedad funciona genial, ya que es un material hidrófugo y no absorbe apenas agua. Al tener una densidad alta, tiene buenas prestaciones para resistencia al a compresión. El corcho también lo utilizamos en triturado para cimentación y en proyectado+ cal para revocos de fachada.
  • La Fibra de madera es un material que nos da muchas opciones según el uso que le vayamos a dar.  En manta o placa lo podemos utilizar para cubierta, fachadas y forjados, según la densidad que necesitemos. En insuflado tendremos una opción genial para rellenas cámaras de aire, bien sean en fachada como en cubiertas. Tiene muy buenas prestaciones térmicas y al tener una capacidad calorífica alta, es ideal   para aislar del calor.

I.F.: ¿Has notado un creciente interés por el campo de la arquitectura sostenible?

M.C.: Si, se va notando más aceptación e interés. Hace 10 años era minoritario y no era tan fácil encontrar los materiales y los técnicos adecuados. Además, hoy en día poco a poco los precios de algunos materiales naturales se van haciendo más asequibles y esto hace que se incorporen cada vez más a la arquitectura.

Quizá actualmente el término de arquitectura sostenible está entrando más por la eficiencia energética, ya que va siendo obligado por normativa. El tema salud, tan importante en este tipo de arquitectura, es lo que está costando que cale más en la sociedad y en las administraciones, pero estamos en el camino y se van dando pasos.

I.F.: ¿Cómo es la relación entre arquitecto y cliente en este tipo de proyecto? ¿Suelen estar convencidos de optar por una construcción ecológica desde el inicio?

M.C.: Los clientes que llegan al estudio, al ser un estudio especializado en bioconstrucción + Passivhaus, en su mayoría vienen ya concienciados, buscando unos técnicos que le ayuden a plasmar sus valores de ecología y salud en su casa, y por lo tanto tienen claro lo que quieren.

El cliente acude a nosotros en un momento de su vida, que ha hecho una reflexión y quiere coherencia también en la casa que va a crear, bien sea nueva, reforma o rehabilitación.La relación entre los clientes y el técnico es totalmente de implicación y colaboración por las dos partes.

I.F.: ¿Crees que, en general, cada vez estamos más concienciados con la importancia de la sostenibilidad?

M.C.: Si, creo que poco a poco vamos siendo más conscientes. Lo interesante es que esta reflexión no solo se refleja en la arquitectura, sino también en la vida cotidiana, uso de menos plásticos, consumo responsable, reciclaje de basura, etc.

El cambio de “chip” en todos los ámbitos de nuestras vidas, será lo que marque definitivamente una nueva forma de pensar, ejecutar y sentir. Los cambios de hábitos son los que suelen marcar los grandes cambios de las vidas de las personas, y creo que estamos en el camino de descubrir nuevos grandes hábitos.

Imprimir

Categorias relacionadas: Entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X