Urbach Tower, o cómo construir con madera automoldeable

Publicado el 23 diciembre 2019

En el valle del río Rems, en Alemania, se encuentra una reliquia de la arquitectura sostenible única en el mundo, por la exclusividad y autenticidad del proceso de construcción. Se trata de Urbach Tower, una torre que es pionera en la construcción con madera automoldeable. Y, de hecho, es la primera estructura a nivel mundial hecha de componentes automoldeables a escala de construcción.

Bajo el nombre de Torre Urbach, es la contribución de la ciudad de Urbach al Remstal Gartenschau 2019, y constituye un cambio de técnicas en la fabricación de estructuras de madera con procesos de moldeado. Hasta ahora, el proceso era casi totalmente mecánico, lo cual conllevaba un enorme gasto energético. Este cambio de forma de trabajar la madera es impulsado solamente por la característica de reducción de la madera cuando se disminuye su humedad.

urbach tower
© Fotografía de ICD/ITKE University of Stuggart con fines puramente informativos

Self-shaping: programación de cambio de forma de la madera

En la construcción con madera la humedad generalmente causa problemas como grietas en el material o deformación. Sin embargo, los especialistas de los institutos ICD e ITKE han sabido sacarle partido.

Aunque los métodos de moldeado de la madera han existido a lo largo de los siglos, todavía dependen de la fuerza mecánica para el proceso.

En este proyecto se “programa” la madera de tal forma que las deformaciones por humedad se utilizan para desencadenar el comportamiento de automoldeado del material (self-shaping). Así, cuando se seca la madera, se consiguen increíbles formas como las que estructuran esta torre.

Con las técnicas aplicadas en esta torre, se puede utilizar la hinchazón y reducción inducida por la humedad para diseñar los movimientos de automodelación a escalas cada vez mayores.

Automodelación a gran escala

Los componentes de madera contralaminada curvados para la estructura de la torre se producen, en primera fase, como paneles planos. Al someterlos a unas condiciones de humedad controladas se deforman, y al secarse se consiguen las formas curvas óptimas para el diseño de la torre.

Las piezas cuentan con doble capa de madera de abeto procedentes de Suiza de 5 m x 1,2 m. Estas piezas, una vez se han automodelado, se superponen y se laminan juntas para colocar cada parte de la estructura geométrica en su lugar, alcanzando así una construcción a gran escala con componentes curvos.

Construcción sostenible

Toda la cadena de construcción, desde el corte de troncos de origen local en el aserradero hasta la producción de los paneles de automoldeado y el proceso de secado y el pre-montaje, se llevó a cabo dentro del mismo grupo de empresas y en el mismo lugar.

Esto no solo permite una producción sostenible e innovadora, sino que también muestra cómo el automoldeado de la madera se puede aplicar en el trabajo y procesamiento industrial.

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X