Casa Sophia, una vivienda con superávit energético

Publicado el 7 abril 2022

La aspiración de la construcción Casa Sophia es convertirse en la vivienda más sostenible de Europa. Se espera que a finales de junio de 2022 esté finalizada y estará ubicada en Guadalix de la Sierra, localidad del norte de Madrid. Los promotores del proyecto son los estudios Zink Arquitectura y 100x100BioPasiva, que quieren edificar una casa que produzca más energía de la que consume. La base sobre la que se ha diseñado el proyecto es el respeto al medio ambiente y la utilización de materiales sostenibles para la construcción.

Imagen del diseño de Casa Sophia cedido por los estudios Zink Arquitectura y 100x100BioPasiva

La eficiencia energética como estandarte

Según se termine su construcción, la Casa Sophia será la más sostenible de España y una de las más ecofriendly de Europa. La eficiencia energética es uno de los puntales de la vivienda, a través de un sistema de aerotermia en la refrigeración. Este modelo energético solo consume un 6,5 de Coeficiente de Rendimiento (COP), lo que se traduce en un impacto ambiental mínimo.

La ventilación es otro de los aspectos donde la Casa Sophia destaca por su sostenibilidad, ya que, tal y como comenta el responsable del proyecto, “en lugar de poner un sistema de climatización por aire tradicional, aprovechando el sistema de ventilación en toda la vivienda con su red de conductos, hemos acoplado unas ‘cajas de agua’. Esa agua que está en el interior se calienta o enfría con la aerotermia y el aire lo impulsamos a estas mismas bocas, consiguiendo subir o bajar la temperatura del aire limpio que entra en cada habitación”.

A pesar de la importancia de la aerotermia en la climatización, la mayoría del aporte energético se realiza a través de energía fotovoltaica. Como se puede observar en la imagen superior, todo el tejado está recubierto por paneles solares, un total de 20.

Genera más de lo que consume

El balance positivo de la producción de energía no será igual todos los meses, por eso es vital la existencia de acumuladores que puedan conservar suministro cuando hay superávit. «A lo largo del año, igual vamos a estar en 500 kW de consumo al mes durante los periodos de mucho calor o frío, mientras que el consumo será de unos 200/250 kW en el resto de los meses. Si generamos, más o menos, una media anual de 12/13 kW al día en invierno y 16/17 kW al día en verano, aproximadamente, acabamos siendo positivos«, relata Ander Echevarría, director técnico comercial de 100x100BioPasiva.

Para construir una vivienda con la máxima eficiencia energética no solo es necesario producir energía limpia, sino que el aislamiento de la casa tiene un papel fundamental. Lo mejor de la Casa Sophia es que esa impermeabilización se ha conseguido a gracias a materiales sostenibles para la construcción. La prioridad a la hora de elegir componentes fue que tuvieran origen natural o reciclado y que fueran saludables, es decir, que estuvieran libres de formaldehídos y tuvieran el menor coeficiente de compuestos orgánicos volátiles (COV). Los principales materiales de la edificación son madera y tejas, pero también están presentes: vidrio reciclado, pinturas minerales que absorben CO2 o suelos de yeso 100% natural, que también asimilan gases contaminantes.

Certificaciones

Para poder conseguir el objetivo de ser la vivienda más sostenible de Europa, la Casa Sophie puede acreditarlo a través de las más prestigiosas acreditaciones. Una de ellas es la Passivhaus Premium, que autentica construcciones positivas, es decir, que producen más energía de la que consumen. También cuenta con la máxima puntuación (cinco hojas) que otorga el Sello Verde de GBCe, que certifica el impacto ambiental de la vivienda.

El uso de materiales saludables, reciclados y naturales permite a Casa Sophie obtener el aval de los sellos Recicla y Residuos Cero. Casa Sophie los consiguió porque las externalidades negativas de obra no solo son inexistentes, sino que han ayudado a reducir el volumen de residuos.

El ambicioso reto que se han marcado los promotores de la Casa Sophie, lograr ser la vivienda más sostenible de Europa. Es una meta que ayudará con otras como el de la descarbonización y la edificación ecológica, objetivo prioritario de la UE y sus países miembros.

Fotografía de un obrero instalando los paneles solares de Casa Sophia, cedida por los estudios Zink Arquitectura y 100x100BioPasiva

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X