Materiales sostenibles: Naturales, saludables y duraderos

Publicado el 13 septiembre 2016

Las características básicas que ha de tener un material considerado sostenible son tres:

  • que proceda de la naturaleza
  • que sea saludable para las personas
  • que dure con el paso del tiempo


En las últimas décadas, los sectores de la arquitectura y de la construcción han empleado una gran cantidad de materiales con altos costes medioambientales. Muchas veces, con el objetivo de mejorar las características técnicas de estos materiales, se emplean nuevas sustancias químicas, que suponen un prejuicio tanto para la salud de los habitantes como del medio ambiente. A su vez, cada vez se generan más residuos que, además de ocupar grandes espacios, son contaminantes y no biodegradables.

No hablamos solamente de materiales ya en entredicho, como la famosa uralita o amianto que tantos titulares de prensa copa.  Hablamos de materiales tan comunes como el aluminio –con altos costes energéticos y ambientales–, el cobre –que en contacto con agua puede producir óxidos tóxicos– o aislantes de espuma como el poliuretano o el poliestireno –que despiden partículas nocivas o impiden la respiración de las paredes, entre otros males–.

Es evidente que muchos de estos materiales tienen buenas características técnicas; muchos ni si quiera afecta directamente a la salud de las personas. Con este artículo no pretendemos demonizarlos ni cesar su empleo. Es evidente que estos materiales se deben seguir utilizando, pero en menor medida.

A continuación os mostramos una relación de tres materiales cuyo empleo en nuevas obras arquitectónicas, bajo mi punto de vista, ayudan a encaminar mucho más el sector hacia políticas más sostenibles. Estos materiales cubren las características básicas que ha de tener un material considerado como sostenible: que procedan de la naturaleza, que sean saludables (no produzcan emisiones o contaminen) y que duren con el paso del tiempo.

Pizarra natural

Diversos análisis del ciclo de vida concluyen que su bajo impacto medioambiental lo sitúan como una opción ecológica para los proyectos de arquitectura o construcción sostenible. Es más, estudios como el Inventory of Carbon and Engergy lo destacó como el material con menos efectos negativos sobre el medio físico. Un par de claves sobre su sostenibilidad:

  1. Es un producto mineral, inerte y ecológico.
  2. Su proceso productivo es muy sencillo. Se somete únicamente a los procesos de extracción y labrado, sin requerir tratamiento adicional alguno. No requiere utilización de materiales artificiales, altos hornos o productos químicos, reduciendo emisiones de CO2.
  3. El consumo de agua, de energía y su contaminación atmosférica es bastante más reducida que sus productos sustitutivos, como el fibrocemento o el zinc.
  4. Su durabilidad.

La pizarra también ofrece buenos aspectos técnicos además de los ya explicados, como su baja conductividad térmica. Por no hablar de la belleza del material, que si bien no entra a coalición, muchas veces se integra perfectamente con paisajes naturales.

Cabe destacar que existe el empleo de pizarras artificiales, cuyo uso debemos descartar por razones ecológicas más que evidentes.

¿Dónde aprovechar mejor todos los beneficios de la pizarra? Si bien es un material válido para diferentes aplicaciones, destaca su uso en fachadas y cubiertas. 

Ejemplo de ello es THERMOSLATE®, la cubierta solar térmica de pizarra natural. Y también Stonetack, el primer panel autoadhesivo de pizarra natural.

Podéis descubrir más información sobre este excelente material constructivo en la web de CUPA PIZARRAS.

Fachada ventilada en pizarra, asegurando un toque tradicional pero vanguardista. Producto CUPACLAD 101 Logic de la compañía CUPA PIZARRAS.

Fachada ventilada en pizarra, asegurando un toque tradicional pero vanguardista. Producto CUPACLAD de CUPA PIZARRAS.

Piedra natural

Sin duda, el revestimiento natural más eficiente para cualquier proyecto arquitectónico. La ecología de un material tan natural como la piedra, que viene empleando el ser humano desde hace siglos, no se puede poner en entredicho. Sus propias características, desde su extracción hasta la colocación, hacen de este material una elección idónea para una obra que se quiera considerar sostenible. Os dejamos algunas de sus ventajas:

  1. Como la pizarra, es un producto mineral, y por tanto, natural y ecológico.
  2. Por su ciclo de vida, que emplea un mínimo consumo de agua y energía, provoca un mínimo impacto sobre la salud humana y sobre el ecosistema.
  3. Su durabilidad, que posibilita la reutilización de piedras ya empleadas en construcción.
  4. Gracias a su inercia térmica, es un perfecto aislante, con un consiguiente ahorro de energía. Y por su rugosidad, es un excelente aislante acústico.

Su resistencia a factores atmosféricos, su nula toxicidad y una vida útil con bajo coste energético se pueden unir a su escasa necesidad de mantenimiento para concluir que este material es perfecto para aquellos arquitectos que quieran dotar su proyecto sostenible de un valor añadido.

La piedra se puede adaptar a todo tipo de proyectos, destacando por sus cualidades en los revestimientos. Aporta un alto valor añadido a todas las viviendas. Además, este material tiene un punto de exclusividad: ninguna piedra es igual a otra. Cada piedra es única y atemporal, dotando los proyectos de un aspecto noble e inimitable que gana valor con el paso de los años.

Descubre más acerca de este material en la web de la compañía CUPA STONE.

Panel de Cuarcita multicolor de tonalidades marrones con alternancia de grises. Producto STONEPANEL SAHARA de Cupa Stone

Madera natural

Otro gran material procedente de la “Madre Tierra”. La madera es uno de los materiales sostenibles por antonomasia. Algunos expertos llegan a calcular que, empleando madera, el ahorro energético de una vivienda puede alcanzar el 60% en calefacción o aire acondicionado. Algunas claves interesantes:

  1. Es completamente natural. Si la compramos certificada nos aseguramos que no tiene tratamientos tóxicos y que además estamos colaborando en una tala responsable: por cada árbol cortado, la empresa planta nuevos árboles.
  2. Funciona como un aislante, no como un puente térmico, lo que aumenta su eficiencia energética.
  3. La construcción con madera implica una menor huella de carbono, en comparación con otras construcciones como ladrillo u hormigón. Además, las viviendas son hasta unos 30% más rápidas de construir.

A mayores, podemos determinar que la madera es un material reciclable y duradero (no tanto como la pizarra o la piedra). Con su empleo contribuye positivamente a mantener y acrecentar la masa forestal. Por ejemplo, los bosques de Europa, muy vinculados a gestiones forestales sostenibles, están en continua expansión.

La madera se puede emplear para todo tipo de viviendas. Un último y pequeño apunte que merece la pena destacar: no debemos olvidar que su revestimiento también debe ser sostenible. El empleo de, por ejemplo, pizarra o piedra natural, es una solución efectiva y que mantiene la sostenibilidad de la vivienda.

Acabado envejecido en madera para decorar los techos de una vivienda. Producto THERMOCHIP de CUPA GROUP.

Acabado envejecido en madera para decorar los techos de una vivienda. Producto TAH de THERMOCHIP.


Espero que con esta breve guía os haya ayudado a conocer un poquito más acerca de estos materiales. Como comenté al inicio, no pretendemos categorizar los materiales ni asentar ninguna verdad absoluta. Nos gustaría que este post sirviese como puerta a un debate en el que estoy segura que todos los arquitectos tienen algo que decir.

Imprimir

Categorias relacionadas: Materiales
  • Horacio sampedro dice:

    “No debemos olvidar que el estándar Passivhaus avanza hacia elaborar todas sus viviendas en madera.”
    Hola. Esto que acabo de leer en uno de vuestros artículos creo que no es cierto. Solo en España y en gran parte promovido por intereses políticos y económicos de algunas empresas se está queriendo asociar el estándar Passivhaus exclusivamente a la madera. Solo hay que mirar hacia el origen del mismo que es Alemania para darse cuenta que hay algo más que madera para construir. Os recomiendo la relectura del cuento infantil de “Los 3 cerditos” Saludos. Horacio Sampedro

    • Arquitectura Sostenible dice:

      Hola Horacio. Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, tenemos que reconocer que la rotunda afirmación de que “el estándar Passivhaus avanza hacia elaborar todas sus viviendas en madera no es correcta. Por ello, hemos procedido a rectificar el artículo. No obstante, nos gustaría dejar constancia de forma muy clara y fehaciente de que la motivación del blog es exclusivamente medioambiental y que no hay NINGÚN interés político que pueda interferir en las publicaciones.

  • Elda Poveda dice:

    Excelente información.
    Muy apropiado para la construcción de edificios escolares,como jardines de infantes
    Muchas gracias

  • Elda Poveda dice:

    Excelente propuesta,son muy necesarias ante la construcción y posterior decoración de espacios para niños pequeños,como lo es un jardín de infantes,jardín maternal y habitaciones….etc

  • MELITON LEÓN BLANCO dice:

    Los tre materiales son excelentes para una construcción ecológica y sostenible, al igual que la tierra seleccionada apisonada para muros, en conjunto poseen gran inercia térmica.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X