8 ventajas de la piedra natural en construcción sostenible

Publicado el 12 febrero 2018

La piedra natural es un material de construcción sostenible que aporta numerosos beneficios, siendo el revestimiento natural más eficiente para cualquier proyecto arquitectónico. En posts anteriores hemos hablado más a fondo sobre sus características y propiedades, especialmente en estos dos: Materiales sostenibles: Naturales, saludables y duraderos y Piedra natural: una apuesta segura por la sostenibilidad.

Hoy nos centraremos en sus ventajas tanto en obra nueva como en reforma y rehabilitación, ya que se trata de un material resistente, duradero y sostenible.

  1. Durabilidad. La piedra natural es un producto muy resistente y duradero, de forma que se convierte en un material de construcción muy valioso con el tiempo. Su apariencia se mantiene a lo largo de los años sin deterioro, ahorrando así costes de mantenimiento.
  2. Reutilizable. Es, precisamente la propiedad anterior la que confiere a la piedra esta característica y lo convierte en el material de construcción sostenible por excelencia ya que su vida útil no tiene por que terminar con la del edifico, sino que se puede reciclar y colocar en otra nueva construcción.
  3. Inercia térmica. Una de las características más destacadas de este material es que, debido a su gran masa (Kg/m3), posee una elevada inercia térmica, lo que lo convierte en un gran aislante que proporcionará un importante ahorro en calefacción y refrigeración, elevando de manera importante la eficiencia energética de la vivienda.
  4. Aislamiento acústico. También debido a su gran masa, la piedra natural se convierte en un buen aislante para amortiguar los sonidos exteriores.
  5. Versatilidad. Permite multitud de aplicaciones en todo tipo de proyectos: se adapta tanto a interiores como exteriores y se puede instalar en la fachada, en paredes y en suelos.
  6. Variedad estética. La piedra natural ofrece una amplia variedad de texturas y colores, lo que la hace perfecta para cualquier ambiente y espacio. Los tonos pueden ir desde los más claros hasta los más oscuros, y los acabados pueden ser pulidos, rústicos, naturales, etc. Además, tiene un punto de exclusividad, porque ninguna piedra es igual a otra. Cada piedra es única y atemporal, dotando a los proyectos de un aspecto noble e inimitable.
  7. Integración arquitectónica. A nivel paisajístico, podemos conseguir que la vivienda se integre totalmente con el entorno, como algunos de los ejemplos que os mostramos en el post 6 casas mimetizadas con la naturaleza.
  8. Ignífuga. La piedra natural es totalmente ignífuga. Además de ofrecer una total seguridad contra incendios en fachadas exteriores, permite su utilización en aplicaciones para fuentes de calor del interior de la vivienda.

Consecuentemente con todo lo anterior, puede afirmarse que, sin duda, la piedra natural es una de las mejores opciones por las que podemos optar en construcción sostenible, ya sea obra nueva, rehabilitación o reforma.

Imprimir

Categorias relacionadas: Destacados, Materiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X