La necesidad de oficinas más sostenibles y saludables

Publicado el 21 septiembre 2020

La vuelta a la oficina plantea nuevas necesidades debido a la situación sanitaria en la que nos encontramos. La necesidad de trabajar en un espacio saludable se revela indispensable, ahora más que nunca.

Ya hemos hablado de algunos ejemplos de edificios diseñados de forma sostenible para uso corporativo, y cada vez son más las empresas que apuestan por lugares de trabajo en los que prima el cuidado de la salud y el medio ambiente.

En este momento es indispensable trabajar en lugares bien ventilados y con espacio suficiente para que pueda haber la distancia necesaria entre puestos de trabajo.

Diversos estudios demuestran que las oficinas diseñadas de forma sostenible producen una mejora substancial en la salud y productividad de sus trabajadores.

Algunas de las cuestiones que se tienen en cuenta a la hora de diseñar un espacio de trabajo sostenible son:

Amplitud y ventilación

Cada vez son más las empresas que optan por la apertura de espacios para fomentar el trabajo en equipo, de forma que los trabajadores puedan interactuar con más facilidad. Esta amplitud favorece la ventilación, pero deben contar también con sistemas de ventilación adecuados, que permitan la renovación del aire interior, pero impidan la pérdida de energía.

Eficiencia energética

Para la mejora de la eficiencia energética es indispensable contar con un buen aislamiento, lo que permitirá evitar el consumo de energía indebido. Además de gastar el mínimo posible de energía, esta debe estar generada por sistemas de energías renovables, como placas solares.

Iluminación natural

Para una buena iluminación es indispensable que el edificio y sus ventanas estén orientados para recoger la máxima iluminación natural. Es importante que se encuentre protegido de las horas duras del sol, pero que pueda aportar iluminación natural, más beneficiosa para la vida y el trabajo, además de mejorar el confort térmico interior.

Materiales sostenibles

Tanto los materiales con los que está construido el edificio, como los muebles de la oficina, deben ser sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Su producción o fabricación, su transporte y posible reutilización o reciclaje deben ser cuestiones para tener en cuenta a la hora de elegir los materiales.

Diseño biofílico

El diseño biofílico ayuda a revitalizar la unión entre el ser humano y la naturaleza, esa que ha estado tan presente en nuestro modo de vida durante miles de años y que, ahora que gran parte de la población mundial vive en grandes ciudades, necesitamos reestablecer. El diseño que utiliza elementos naturales y los introduce en entornos urbanos se centra en el bienestar de las personas, disminuyendo el estrés y aumentando la felicidad.

Una de las principales razones de la aplicación de la arquitectura sostenible es la salud de las personas, y más en estos momentos. Cuidando el medio ambiente nos cuidamos también a nosotros. En este momento en el que la atención de la salud es una cuestión imperativa, debemos poner todo lo que está en nuestra mano para vivir en un mundo más sostenible y saludable.

Categorias relacionadas: Actualidad, Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X