Un aislamiento adecuado de las fachadas reduce en un 60% el consumo energético de los edificios

Publicado el 27 marzo 2018

Como hablamos anteriormente en el blog, la reducción del consumo energético en los edificios es vital, sobre todo teniendo en cuenta que tan solo quedan dos años para la puesta en marcha del objetivo europeo 2020, cuya máxima es conseguir edificios de consumo energético casi nulo.

En este sentido, a través de un correcto aislamiento de cubiertas y fachadas, podremos reducir en más de un 60% el consumo energético en nuestros hogares. Esto es muy importante especialmente en España, ya que es el país con la factura de la luz más cara de Europa: se pagan de media 242 € al mes en luz y gas.

Las viviendas españolas envejecen a un ritmo del 2% anual y más de la mitad de ellas tienen más de 40 años, por lo que no se ajustan a los nuevos estándares de edificación, lo que propicia derroches de energía. Los tejados y las fachadas son las principales vías de escape de la energía en los edificios, llegando a provocar pérdidas de temperatura de hasta un 70%.

La solución a este problema es la inversión en aislamiento térmico: por cada euro invertido en aislamiento térmico se produce un retorno medio de siete euros. Esto supone una amortización de la inversión en los cinco años siguientes en un contexto donde escala el precio de la energía, mientras que el coste de los materiales y la instalación que se dedican al aislamiento decrece.

Sistema SATE

Una buena protección para el exterior de los inmuebles es el Sistema de Aislamiento Térmico (SATE), que evita que se escape el calor del interior de las viviendas. Este sistema tiene como objetivo principal reducir el consumo energético tanto de calefacción como de aire acondicionado. Gracias a la aplicación del SATE, los edificios quedan libres de puentes térmicos, se reduce el riesgo de condensaciones y el espacio interior de las casas no se ve disminuido. Además, se obtienen mejoras en el bienestar y la calidad de vida de los habitantes.

Una opción para utilizar el sistema SATE es STONEPANEL, un panel de piedra natural para revestimiento de fachadas que permite un ahorro en la demanda de calefacción de hasta el 64%, mejorando la calificación energética de la vivienda y reduciendo la factura energética.

Esperamos que cada vez más, tanto en nueva construcción como en rehabilitación, nos encaminemos a la reducción del consumo energético para conseguir el objetivo 2020.

Imprimir

Categorias relacionadas: Destacados, Obra nueva, Rehabilitacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X