2020, la meta para el consumo energético casi nulo

Publicado el 16 enero 2018

Como ya os avanzamos en este post publicado hace unos meses, todas las viviendas que se construyan en España y demás países europeos a partir de 2020 deberán tener un consumo de energía casi nulo. Así lo establece la Unión Europea mediante su Directiva de eficiencia energética en edificios (EPBD), que además dispone que la energía que consuman estas viviendas deberá ser generada a partir de fuentes renovables situadas en el propio edificio o en su entorno.

Esta nueva normativa exige también que el poco consumo de energía que puedan tener los edificios no afecte a la salud de sus habitantes. Una buena orientación, un buen aislamiento, la instalación de placas fotovoltaicas y fachadas ventiladas, los sistemas solares térmicos, la biomasa, la geotermia o la energía eólica, entre otros, son algunas de las medidas que pueden ayudar a los inmuebles a reducir su demanda energética.

Se estima que el ahorro de energía de los nuevos edificios será de entre el 60% y el 80%, pero en la cuenta atrás hacia la sostenibilidad España va con retraso. Para alcanzar el objetivo marcado por la nueva Directiva Europea, el gobierno de cada país debe presentar un plan de acción con sus plazos y condiciones correspondientes. Países como Austria o Dinamarca ya lo han hecho, mientras que en España el Ministerio de Fomento está aún trabajando en un nuevo documento del Código Técnico de la Edificación (CTE) que entrará en vigor en 2019 y en el que estarán determinados los nuevos límites.

La nueva normativa afecta principalmente a los edificios construidos en fechas posteriores al 31 de diciembre de 2020. Para los edificios públicos, esta fecha se adelanta al 31 de diciembre de este año. Sobre los edificios ya construidos anteriormente a los plazos marcados, los expertos señalan la rehabilitación como una de las soluciones posibles para que cumplan las nuevas reglas.

Pese a todo, lo cierto es que ya hay numerosos edificios en España que se han construido bajo los parámetros del consumo energético casi nulo, algunos de ellos aun más exigentes que la actual normativa. Os hemos mostrado algún ejemplo en posts como El primer edificio Passivhaus en España, Can Tanca, el primer proyecto PassivHaus Premium en España, y el cuarto en todo el mundo y La primera certificación passivhaus XXL en España es para el Palacio de Congresos de Europa en Vitoria- Gasteiz.

Esperemos que, cada vez más, las nuevas construcciones se vayan sumando a esta nueva directiva incluso antes de 2020.

Imprimir

Categorias relacionadas: Actualidad, Destacados, Obra nueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X