Jovino Martínez: “La sostenibilidad ya no se entiende hoy como una meta sino como una variable más del proyecto”

Publicado el 5 junio 2017

Conocí a Jovino Martínez, del Estudio asturiano Jovino Martínez Sierra en unas Jornadas organizadas por Focus Piedra en octubre del pasado 2016, donde compartimos ponencia. Después hemos vuelto a coincidir en otras charlas, pero la suya me ganó casi desde el inicio ya que en su proyecto de Rehabilitación del Edificio Aita Agirre Elgoibar, había utilizado una técnica milenaria para restaurar un antiguo solado de piedra natural, con unos increíbles resultados estéticos. Mi primera impresión, se confirmó con su obra sobre una vivienda en Gasteiz con una envolvente en piedra natural que definitivamente me cautivó. Si a lo anterior, añado que en sus obras siempre están presentes los materiales naturales (madera y piedra) entenderéis por qué le he pedido que me concediera una entrevista y respondiera a unas preguntas para nuestro Blog.

Entrevista

Isabel Fernández: ¿Cómo nació vuestro proyecto de arquitectura?

Jovino Martínez: Tras terminar la carrera en Madrid existía el deseo de realizar arquitectura donde nací, en Asturias, una región diferente, periférica, con unas características peculiares y un territorio singular y apasionante.  Los edificios nacen y se relacionan con el lugar y en Asturias esa relación con el paisaje es determinante. Hay que posarlos suavemente, como sobre una piel delicada, muy sensible. Me gusta pensar que la mayoría de nuestra obra está ligada a la tierra donde hemos nacido y que hemos contribuido con pequeños granitos de arena. La arquitectura está formada por un enorme conjunto de adiciones que van modificando paulatinamente las condiciones previas.

Fue un camino que se ha ido enriqueciendo y complementando en el tiempo.

I.F.: Dices  que vuestros proyectos cuentan una historia encadenada de experiencias y sensaciones. ¿Cuál es vuestro método de trabajo para el desarrollo de un proyecto?

J.M.: ¿No es la arquitectura una experiencia sensorial? Desarrollamos los proyectos con implicación e interactuación con todos los agentes que intervienen en el proceso. Desde los clientes a las personas que ejecutan los oficios en la obra. Cada proyecto es fruto de su contexto y sus circunstancias. El lugar es determinante y además se produce siempre un encuentro. Intentamos evitar trabajar con ideas preconcebidas, libres de prejuicios. Identificar el problema y plantear las preguntas adecuadas son la clave de nuestra manera de operar.  Entendemos la arquitectura como una respuesta a problemas desde la adaptabilidad y el diálogo y nunca como una imposición.

I.F.: Esta idea me parece fantástica ya que, en ocasiones nos hemos encontrado con personas que querían hacerse una casa de un estilo particular y, al final, han modificado sus ideas por que han sentido que el facultativo no aceptaba su punto de vista y se han sentido un poco “influenciados” por él. En este sentido, ¿qué características entiendes que debe poseer un proyecto idóneo?

J.M.: Ser eficaz, eficiente y contemporáneo. Ello implica muchas variables de tipo funcional, técnico, económico, sensorial, etc. También debe dar buena respuesta a la especificidad y al programa de cada situación. Y, obtener una forma como resultante de la ecuación de los problemas ambientales, sociales, funcionales o constructivos de la obra. El arquitecto debe ser un intermediario entre el encargo y el resultado para hacer sentir bien a los usuarios. Servir para la vida en un sentido extenso. Acercar la arquitectura a las personas.

I.F.: ¿De qué proyecto os sentís más orgullosos?

J.M.: Los proyectos con mayor componente colectivo y los que además están ligados a la naturaleza, por ser una característica intrínseca de Asturias. Resulta difícil escoger, pero las piscinas de Tapia de Casariego tienen esas dos componentes en un medio con una potencia natural impresionante que estaba en el lugar. Un encuentro entre el acantilado de piedra y el mar Cantábrico, la tierra y el horizonte. Nuestro trabajo fue encontrar el modo de hacer el camino…

Intentamos trabajar en todos los proyectos con implicación e ilusión. El entusiasmo y la ilusión son algunos de los motores que nos hacen seguir disfrutando con la Arquitectura. No podríamos trabajar de otra manera.

Fotografía del proyecto de Tapia de Casariego

 

I.F.: ¿Cómo ves el sector de la arquitectura en la actualidad?

J.M.: Pasando un periodo crítico en muchos aspectos y adaptándose a una nueva época. Romper las inercias y los malos hábitos adquiridos requiere un gran esfuerzo. La arquitectura siempre se ha adaptado y evolucionará aprendiendo a racionalizar esfuerzos y economía de medios. Intentará buscar lo positivo, con sentido social y en beneficio de la colectividad.

I.F.: ¿Te parece que es la rehabilitación el presente y el futuro de la construcción?

J.M.: Ahora estamos trabajando en proyectos de rehabilitación. Resulta gratificante recuperar los valores etnográficos o patrimoniales y complementarlos con la aportación actual. Ello va enriqueciendo la ciudad o el patrimonio, añadiendo capas de distintas épocas como se ha hecho a lo largo de la historia.

I.F.: Por último Jovino, una pregunta obligada en nuestro blog: ¿Cuál es tu percepción sobre la arquitectura sostenible?

J.M.: La arquitectura es una continua transformación del territorio y un intercambio de energía. Desde cambiar un material que estaba en la naturaleza hasta darle forma en madera, piedra o arena. Intentar la transformación con el mínimo impacto sería un buen principio para empezar a definir la sostenibilidad. Alargar los ciclos de vida y la eficiencia de los edificios tanto en el diseño como en la construcción y puesta en obra. Un material que envejezca bien y la relación con el entorno son otras formas de contribuir a la sostenibilidad. Utilizar las estrategias que ha utilizado la arquitectura popular e implementarlas con los medios tecnológicos a nuestro alcance aplicados de modo racional es otra de nuestras responsabilidades. Afortunadamente la sostenibilidad ya no se entiende hoy como una meta sino como una variable más del proyecto, ya que no hay fórmulas únicas que resuelvan todas las situaciones. La sostenibilidad no solo afecta a la Arquitectura y debe entenderse y abordarse desde un punto de vista global.

Fotografía del proyecto de la Casa Villabona (Asturias)

Con esta buena idea holística que expresa Jovino en su último párrafo, le damos las gracias por esta entrevista y quedamos emplazados para continuar colaborando en el futuro hacía una arquitectura más sostenible

Imprimir

Categorias relacionadas: Actualidad, Entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X