Palma de Mallorca será una ciudad más verde y sostenible

Publicado el 11 agosto 2020

Cada vez son más las ciudades que apuestan por estrategias para reducir la huella ambiental que generan. Para ello, desarrollan nuevos modelos en los que la sostenibilidad es el eje central y se aplica en diferentes ámbitos (económico, social, medioambiental…). Y un ejemplo de ello es Palma de Mallorca.

El Ayuntamiento de Palma, a través del área de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, que preside la regidora Neus Truyol, ha presentado dos proyectos piloto que se enmarcan en el Plan General: el Distrito de Innovación de Nou Llevant y el Parque Agrario. Se trata de una apuesta por la construcción de un modelo económico sostenible ambientalmente, justo socialmente e inclusivo e innovador económicamente.

Así, el nuevo Plan General de Palma de Mallorca promueve una transformación ecosocial que transite de una economía basada en un alto consumo de recursos a la descarbonización de una economía inclusiva e innovadora. Para ello, el Ayuntamiento apuesta por una ciudad más verde, sostenible e innovadora, a través de dos líneas estratégicas: potenciar el Distrito de Innovación y garantizar la soberanía alimentaria.

Sostenibilidad integral

A través de este nuevo Plan General, se llevará a cabo una planificación integral del modelo urbanístico y socioeconómico, para diversificar la economía y poner en marcha nuevos ecosistemas de innovación. Y no solo eso. Además del nuevo modelo económico “descarbonizado”, el Ayuntamiento plantea otros retos a los que enfrentarse para alcanzar una sostenibilidad integral, como la emergencia climática, o la creación de empleo cualificado de calidad.

En este sentido, el Distrito de Innovación del Nou Llevant y el Parque Agrario van en línea con la apuesta por la protección del entorno y la lucha contra el cambio climático. El objetivo es generar un ecosistema de innovación potente en la ciudad. Es decir, un entorno urbano que fomente el intercambio de experiencias y conocimiento para alcanzar una mayor innovación, también medioambiental. “Este ámbito de desarrollo quiere dar respuesta a las necesidades de la ciudad, pero también apostar por la regeneración urbana de estos barrios con un alto nivel de vulnerabilidad” señala la regidora Neus Truyol.

Actividades económicas emergentes

Para alcanzar este ambicioso objetivo, desde el consistorio consideran fundamental plantear una planificación integral del modelo económico con el modelo urbanístico, para que las economías emergentes se puedan instalar de forma óptima en la ciudad. Y, justamente, las actividades económicas emergentes que se promoverán desde el Distrito de Innovación son: la economía verde basada en la adaptación al cambio climático, la mejora de la eficiencia energética y las energías renovables; las industrias culturales y creativas; y la economía del conocimiento, basada en la innovación digital y tecnológica.

Sin duda, este es un gran paso para transformar, a todos los niveles, un entorno urbano en un entorno sostenible. Y un ejemplo más de cómo desde las administraciones públicas, desde las locales hasta las internacionales, están apostando, por fin, por estrategias sostenibles.

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X