Castellana 81 – Sostenibilidad acristalada en el centro de Madrid

Publicado el 20 febrero 2017

Entre 1975 y 1980 el arquitecto Francisco Javier Saénz de Oiza proyectó uno de los edificios más destacados del skyline madrileño: la acristalada torre Castellana 81.

Ahora, después de casi 40 años, sus 107 metros de altura se han convertido en el epicentro de las oficinas de la capital española. Precisamente, debido al gran protagonismo de este edificio, es un proyecto que se encuentra en constante mantenimiento. En este sentido, su última rehabilitación se hizo pensando en mejorar su rendimiento, con el foco puesto en reducir el uso del agua y energía.

Actualmente, el edificio cuenta con la precertificación Leed Oro Core & Shell, ortogada por el US Green Building Council, preparando ya toda la documentación para promocionar al nivel platino. Alcanzando esta certificación, Castellana 81 aspira a convertirse en el primer edificio de oficinas Leed platino en el centro financiero de la capital. Con la mirada puesta en la certificación platino, se ha buscado alcanzar la máxima sostenibilidad y eficiencia del edificio. Una de ellas, la “localización sostenible” se basa en el propio carácter del lugar del edificio. Está ubicado en la céntrica zona Nuevos Ministerios, donde hay total disponibilidad y acceso a transporte público, en bicicleta o en vehículo eléctrico y/o compartido.

Pero esta sostenibilidad, como supondréis, no se cimienta solo en el transporte, si no que implica un uso eficiente  de todos sus recursos. Primero, a nivel energético, el edificio consumo un 13,50% menos que otro convencial de mismo uso y superficie. El sistema de iluminación consume un 50% menos, con una cubierta compuesta por 30 paneles fotovoltaicos, que producen electricidad. Por otro lado, en cuanto a consumo de agua, Castellana 81 cuenta con 24 paneles solares que permiten reducir el consumo de agua sanitaria un 42%.

La iluminación es otro de los puntos fuertes de la acristalada torre: el 95% de los trabajadores de la oficina tienen acceso a vistas exteriores. Además, los  niveles de aire exterior son adecuados a todas las zonas de actividad, por  lo que la calidad del ambiente interior está asegurada. A mayores, Castellana 81 busca compensar las emisiones derivadas de su consumo eléctrico con “green tags”. También han adoptado diferentes medidas para reducir el impacto de la emisión de calor del edificio sobre el microclima de Madrid.

img-eledificio-fachada

Certificación Well Building Standar

Castellana 81 además ha iniciado el proceso de certificarse como un edificio Well. Si obtuviese este certificado, se convertiría en el primer edificio madrileño en obtenerlo. Esta certificación, de carácter mundial, valora la salud y el bienestar. Esta certificación confirma un diseño pensado por y para integrar salud y bienestar de los habitantes. Está basado en la verificación ‘in situ’ de los impactos del edificio en siete áreas diferentes. Estas son aire, agua, iluminación, promoción del ejercicio físico, confort, nutrición y mente.

Esta certificación se complementa con la certificación Leed. Mientras esta última se enfoca a la sostenibilidad, Well busca la usabilidad humana. Ambas se complementan para optimizar el rendimiento del edificio, tanto desde el punto de vista del entorno y los habitantes.

© Fotografías tomada de la web de Castellana 81 con fines puramente informativos. Todos los derechos reservados.
Imprimir

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X