Las algas marinas como material aislante natural: La Posidonia

Publicado el 22 junio 2020

Para todos los habitantes de la costa mediterránea es muy familiar la imagen de los arribazones, o acumulación de algas que se forman en las playas. Estas acumulaciones provienen de las hojas que se desprenden de una plata marina llamada Posidonia, y son arrastradas por las olas hasta la orilla.

La Posidonia oceánica no es en realidad un alga, sino una planta acuática esencial en el ecosistema del mar mediterráneo que, durante la primavera, otoño e invierno, llena las playas de pequeñas bolas de algas. Con la limpieza de las playas, este valioso residuo marino acaba, en la mayoría de las ocasiones, en el vertedero.

Al hablar en nuestro anterior post de materiales aislantes naturales, no citamos los fabricados a partir de esta planta, y que están demostrado una gran eficacia en la arquitectura vernácula de las zonas costeras.

Cualidades aislantes de las algas

En general las algas marinas poseen unas características muy interesantes para la construcción, ya que pueden utilizarse como material aislante sin necesidad de realizar con ellas complejos procesos industriales, e incluso sin la utilización de productos químicos.

El Instituto Fraunhofer de Física de la Construcción (IBP) de Alemania, realizó diversos estudios a partir de la limpieza (eliminando los restos de arena, piedras y otros residuos) y desmadejado de los restos de Posidonia para formar fibras con el fin de fabricar con ellas paneles para la construcción. Los ensayos demostraron que estas fibras poseían la capacidad de almacenar un 20% más de energía que la madera, lo que las convertía en un material aislante térmico y acústico natural de gran eficacia.

Otros resultados del estudio anterior les confieren a estas fibras propiedades ignífugas y una gran resistencia a procesos de degradación microbiana debido a la práctica ausencia de proteínas en su estructura. Además, son idóneas para su utilización en interiores de viviendas ya que, al no contener materiales tóxicos o residuales, estarían perfectamente indicados para las personas alérgicas.

Un proyecto español

En España, la utilización de paneles aislantes para interiores realizados con fibras de Posidonia se llevó a cabo en un proyecto de construcción de 14 viviendas plurifamiliares en la isla de Formentera, promovido por el Instituto Balear de la Vivienda (IBAVI) en colaboración con la Universidad de las Islas Baleares (UIB) en el marco del proyecto europeo LIFE, Life Reusing Posidonia

© Imagen de Life Reusing Posidonia con fines puramente informativos

La construcción de estas catorce viviendas fue un proyecto piloto de un plan que se espera tenga mayor envergadura en la arquitectura de las islas baleares para conseguir una construcción sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Los objetivos que se marcaron en el proyecto, con un resultado final muy alentador fueron:

  • Reducir el 50% de las emisiones de CO2 en el proceso de construcción.
  • Disminuir en un 50% la producción de residuos de construcción.
  • Reducir un 75% el consumo de energía para calefacción y refrigeración de las viviendas en su vida operativa.
  • Disminuir en un 60% el consumo de agua.

Baleares, por la calidad de sus aguas, así como por las condiciones climatológicas, es una de las regiones que disponen de mejor Posidonia. Esta planta, que tapiza el fondo marino, precisa de un agua cristalina para poder absorber la luz solar y realizar la fotosíntesis.

Esta fotosíntesis, se encuentra amenazada al enturbiarse el agua por efecto de la creciente contaminación, así como por los barcos que allí fondean. Por ello, y dado que esta planta tiene muy baja capacidad de repoblarse por sí sola, Baleares ha comenzado un proyecto de repoblación de las praderas de Posidonia.

Confiemos en que este proyecto tenga éxito y que nuestras playas se sigan llenado de los residuos de esta maravillosa planta que, debidamente recogidos y tratados, serían beneficiosos para una construcción sostenible y, de lo contrario, sería un tremendo desperdicio que terminarán en un vertedero.

Categorias relacionadas: Aislantes, Materiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X