La celulosa: un excelente aislante y un material constructivo

Publicado el 6 septiembre 2021

Cuando pienso en la celulosa como aislante, siempre recuerdo que mi padre me contaba que, cuando iba en moto en invierno, y no existían los materiales de abrigo actuales, se cubría el cuerpo con papel de periódico para soportar el frío. Sin duda, esto demostraba de forma empírica el poder de aislante térmico que tiene este material.

Quizás la fragilidad aparente que nos da el papel, junto con su capacidad de combustión rápida nos hagan desestimar la utilización de la celulosa como aislante en nuestras viviendas, pero su forma de fabricación salva estos inconvenientes.

El aislante de celulosa se produce triturando el papel para reciclar, principalmente aquel proveniente de excedentes de tiradas de los periódicos diarios, y mezclándolo con sales de boro.

Las sales de boro, o boráx, que habitualmente se utilizan como protector para la madera, además de tener unas excelentes propiedades fungicidas e insecticidas que evitan la creación de moho y las plagas de insectos, tienen propiedades ignífugas ya que al ser sometidos a un calor intenso, se vitrifican a temperaturas relativamente bajas (entre 300º y 400ºC) impidiendo que el oxígeno reaccione en el proceso de combustión con la celulosa.

Al mismo tiempo, estas sales son inocuas y totalmente seguras para las personas, los animales y la calidad del aire.

Habitualmente en obra este producto de aislamiento se aplica proyectado, revistiendo con una manguera de proyección las paredes y techos, o insuflado, realizando pequeños orificios en las pareces o falsos techos donde se introduce una manguera con una cánula y se rellenan los huecos existentes. 

Ventajas de la celulosa

Las principales ventajas que ofrece este tipo de aislamiento son las siguientes:

  • Buen aislante térmico con un bajo coeficiente de conductividad que evita la transmisión del calor y almacena energía, equilibrando las temperaturas máximas y mínimas en verano y protegiendo del frio en invierno.
  • Es higroscópico ya que absorbe el vapor de agua reduciendo las condensaciones y permitiendo que la vivienda respire.
  • Las sales bóricas utilizadas en su fabricación le aportan unas excelentes propiedades ignífugas que evitan la propagación del fuegosin generar gases tóxicos.
  • Estas mismas sales le confieren propiedades fungicidas, protegiendo el hogar contra plagas de insectos.
  • Debido a su baja densidad, se distribuye homogéneamente adaptándose a cualquier cavidad lo que, además de evitar puentes térmicos, también le confiere propiedades como aislante acústico.
  • Bajas emisiones de CO2 en el proceso de fabricación, ya que para obtener el producto final se requiere muy poca energía.
  • Material ecológico ya que la materia prima empleada para su elaboración es reciclada y el producto final resultante es reciclable (biodegradable y compostable).

Cartón

Pero, si con el papel podemos fabricar estos aislantes, con la superposición de láminas de papel, es decir con el cartón, podemos llegar a construir paredes y techos de gran resistencia y aislamiento.

El gran defensor y, sin duda, precursor de la utilización de este material, ya que comenzó en 1985 a construir estructuras de papel, es el arquitecto japonés Shigeru Ban, que obtuvo el premio Pritzker en 2014 como reconocimiento, entre otros de sus logros, a sus creaciones arquitectónicas con la tecnología de papel reciclado y tubos huecos de cartón para hacer frente a situaciones internacionales de emergencia.

Yo tuve la oportunidad de conocer, en primera persona, la Catedral de cartón de Christchurch en Nueva Zelanda que Ban diseñó, de manera gratuita, después de que el terremoto de 2011 devástese la ciudad y se llevara consigo la antigua catedral. La imagen es un claro reflejo de la versatilidad y eficacia constructiva de este producto.

Más recientemente, en Francia, se han realizado varios experimentos utilizando el cartón ondulado de embalaje, plegado en capas sucesivas, como material aislante. Un ejemplo de ello es la ampliación de la casa de Nicole y Alain Lenoble en Belle-Île-en Mer, de la que se hicieron eco varios noticiarios del país http://skylinearquitectura.blogspot.com/2021/03/casas-de-carton-el-material-del-futuro.html

Los paneles utilizados fueron protegidos a su vez por una membrana de plástico reciclado que actúa como pantalla contra la lluvia en el exterior

Estos paneles han demostrado su eficacia como aislante térmico y acústico debido a que el aire es atrapado en las diferentes capas de láminas de cartón como en pequeños tubos. Estas capas, se colocan de manera contrapeada (vertical y horizontalmente) de forma similar a la fabricación de la madera contrachapada, lo que le confiere una gran resistencia mecánica.

La masiva utilización de embalajes fabricados con este material en la creciente logística del comercio internacional hacen que, sin duda, nos fijemos en el papel y el cartón reciclados como productos muy interesantes para su utilización en los futuros proyectos de arquitectura circular y sostenible.

Categorias relacionadas: Aislantes, Materiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X