Cáscaras de café, el material constructivo sostenible de moda en Colombia

Publicado el 15 septiembre 2022

Sudamérica es uno de los territorios más ricos del mundo en materias primas y producción agrícola dentro del subcontinente americano y Colombia uno de los países de mayor peso en la región. Si por algo destaca Colombia, es por su producción de café. En términos de fabricación total y calidad del café es el referente mundial, y el proceso industrial para la transformación del fruto y venta del grano deja por el camino gran cantidad de desechos.

Invención del proceso

La empresa colombiana Woodpecker ha creado un sistema constructivo que utiliza restos del proceso industrial del café en la construcción. De todo ese proceso no se aprovechan los posos ni las cápsulas donde suelen comercializarse; la parte del grano que esta compañía utiliza es la cáscara. Cuando se tuesta y produce el grano de café existe una capa externa que se desprende del fruto generado por el cafeto. Estos deshechos no tenían ninguna utilidad hasta ahora; eran basura que quedaba apilada alrededor de las fábricas colombianas y generaba grandes cantidades de metano, uno de los gases que más colabora en el desarrollo del efecto invernadero.

La idea de utilizar materiales sostenibles para la construcción no era nueva para la empresa, que llevaba  tiempo trabajando con la Universidad de los Andes en posibles variantes y alternativas como fibras de coco, la palma aceitera o el aserrín de pino. Pero de sus estudios, el componente que otorgó mejor rendimiento, fueron las cáscaras de café. Además, la facilidad de triturar las cáscaras y el mayor acceso al material (recordemos que la empresa tiene su sede social en Bogotá) hicieron de los restos de café la mejor elección. “Seleccionamos la cáscara de café porque es más fuerte y seca que las otras fibras, además de ignífuga. Nuestro material ecológico es mejor que la madera tradicional, porque no se quema ni se astilla y es resistente a los insectos”, explica Alejandro Franco, propietario de Woodpecker.

Nuevo material sostenible

Una cosa es realizar investigaciones en torno a un posible componente para edificar y otra muy distinta es llegar a conseguirlo. Para poder utilizarlo definitivamente en la construcción de casas, Woodpecker decidió unir los polvos de cáscaras de café con plástico reciclado. El objetivo de la compañía era crear un modelo de edificación sostenible desde la procedencia de los materiales hasta la instalación. Por ese motivo, tomó la autoconstrucción y edificación modular como guía para su nuevo producto, al que denominó WoodPecker WPC.

La combinación del polímero reciclado y la segunda vida de las cáscaras de café “hacen del WoodPecker WPC un material con gran dureza y resistencia, ideal para la fabricación y su uso arquitectónico, construcción de viviendas, industrial, decorativo, etc.”, afirman fuentes de la compañía.

Componente ecofriendly para casas asequibles

Una vez constituido el nuevo material, tocó desarrollar su implementación en el mercado, que terminó por desembocar en un formato de construcción tipo LEGO: se crearon pequeños kits independientes y complementarios que permitieran a los clientes construir su propia vivienda. Existen diversas combinaciones según el hogar que cada uno desee, pero el principal objetivo de la compañía fue facilitar el acceso a la vivienda. De este modo por 4.500 dólares es posible tener un lugar donde residir.

La condición modular de las casas permite un mayor acceso a un hogar no solo por condicionantes pecuniarios, sino también facilita la construcción en áreas rurales y montañosas, donde el transporte para edificación tradicional es realmente difícil. Las herramientas para ensamblar los kits son también muy sencillos y terminar la casa completa suele llevar menos de una semana.

El I+D+i aplicado con una mentalidad ecofriendly permite avanzar al sector constructivo en la dirección correcta: la descarbonización, la economía circular de la renta y las tres erres. La utilización de las cáscaras de café como material sostenible para la construcción es el mejor ejemplo.

Fotografía de una casa construida con los kits de café obtenida de la promotora Woodpecker

Categorias relacionadas: Actualidad, Materiales, Otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X