5 usos del serrín en la construcción sostenible

Publicado el 6 junio 2022

Gran parte de los residuos que se generan en la zona euro los genera el sector de la construcción, aproximadamente un 40%. Por ello es tan importante reorientar la industria hacia una concepción circular y sostenible. La legislación ya está dando pasos en esa dirección, como se puede comprobar con la nueva Ley de Residuos. El reciclaje de materiales debe ser una prioridad si de verdad se quiere transformar la industria constructiva de cara a la sostenibilidad. Existen infinidad de ejemplos de componentes sostenibles que pueden utilizarse para una construcción ecofriendly. Hoy trataremos un ejemplo más desconocido: el serrín.

El serrín

Es el conjunto de partículas que se desprenden de la madera cuando se sierra. Los aserraderos generan miles de toneladas de serrín al día, sobrantes que pueden ser reciclados y reutilizados. Históricamente eran unos desperdicios que no se empleaban para nada, en la mayoría de ocasiones lo incineraban. Con las tecnologías actuales, la economía circular de los productos está mucho más cerca. Las funciones del serrín reciclado para la construcción pueden ser muchas, como puedes observar a continuación:

  • Pallets reciclados. Es el uso más conocido y el más utilizado del serrín. Esta plataforma de tablas para almacenar y transportar mercancías está hecha con serrín secado, de forma que la cantidad de gránulos que se puede producir a partir de una tonelada de serrín depende del contenido de humedad del material. Cuanta menos humedad, más serrín se podrá aprovechar. El proceso requiere que se comprima el serrín seco y, de esta forma, transformarlo en un palé.
  • Bloques de construcción. Para reutilizar el serrín y convertirlo en un bloque de construcción, primero debe fosilizarse la madera. Después se utiliza un encofrado perdido, compuesto por un sistema de moldes para darle la forma de bloque constructivo. Es un excelente aislante término y ofrece una fortaleza constructiva notable.
  • Tableros de fibra. Los tableros de fibra de madera están compuestos en un alto porcentaje por serrín, aproximadamente un 80%. Otros materiales que intervienen en su fabricación son: adhesivos, recubrimientos y aditivos. La composición típica suele ser, además de las fibras, un 10% de resinas sintéticas, un 7% de agua y hasta un 1 % de parafinas. En un material multifuncional que se puede utilizar en bases de cubiertas, divisiones interiores, tabiques, bases de suelos…
  • Mobiliario urbano. Varias empresas han apostado por el serrín como una posible alternativa para construir sillas, muebles y demás mobiliario urbano. El serrín, limpio de coníferas y con un grado de humedad controlado, se mezcla con plástico reciclado para la creación de un material compuesto mixto. Este nuevo biocompuesto es una oportunidad para la reutilización de serrín y del plástico, un avance más caro a una economía circular.
  • Ladrillos. En los últimos años se han desarrollado multitud de investigaciones de cómo aprovechar los residuos desechados de los aserraderos, uno de ellos es el ladrillo de serrín. La parte más importante del proceso para producir los ladrillos ecológicos es la mineralización de las partículas. Además, para mejorar su consistencia el serrín se une a la arcilla o al barro, de forma que se aumenta la solidez de la estructura.

Otros usos

Todos los materiales sostenibles para la construcción mencionados anteriormente requerían de un proceso de transformación, pero el serrín también puede reutilizarse sin ningún tipo de procedimiento:

  • Tapar agujeros. El resultado de mezclar serrín con masilla puede ser una gran opción para rellenar los agujeros de tu hogar. Es una técnica barata, rápida, práctica y estética.
  • Eliminar manchas. La capacidad de absorción del serrín permite que, tras un breve periodo, desaparezca la mancha e incluso el mal olor.
  • Herbicida. El propio serrín es un perfecto herbicida natural, esparcirlo evitará que crezcan malas hierbas.

Gracias a la tecnología, las oportunidades para reciclar y reutilizar materiales son cada vez más fácil. El siguiente paso es incorporar esas nuevas técnicas a los procesos productivos de la industria de la construcción.

Categorias relacionadas: Actualidad, Madera, Materiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X