Certificado Breeam, diez años de edificación sostenible en España

Publicado el 11 junio 2020

El certificado BREEAM, creado en Reino Unido en 1990, cumple diez años desde su implantación en España. Ha conseguido ser un referente en certificación de construcción sostenible a nivel mundial. Y, durante estos diez años, se han evaluado más de mil proyectos, de los que un 70% han obtenido el certificado.

Beneficios sostenibles

La construcción sostenible no solo tiene beneficios ambientales, sino también económicos y sociales para todas las personas relacionadas con los edificios construidos desde esta perspectiva.  Algunos de los beneficios que se obtienen de una construcción sostenible certificada BREEAM son, desde una mayor rentabilidad para quien construye o mantiene el edificio, hasta una reducción de su impacto en el medio ambiente. Además de un mayor confort y salud para quien vive o trabaja en el edificio.

Si nos fijamos en sus beneficios detalladamente, podemos dividirlos en tres grupos:

  • Beneficios económicos. Disminuye el consumo energético entre un 50 y un 70%, el consumo de agua hasta un 40%, y también los gastos de funcionamiento y mantenimiento entre un 7 y un 8%. Además, el valor del inmueble aumenta un 7,5 %.
  • Beneficios ambientales. La metodología de reducción del consumo energético repercute directamente en el medio ambiente, y se busca, también, reducir al mínimo las emisiones de CO2 durante la vida útil del edificio.
  • Beneficios sociales. Contribuyen a aumentar la calidad de vida mejorando la calidad del aire en los espacios internos, proporcionando vistas al exterior, creando una iluminación propicia y eliminando los ruidos.

Niveles y categorías

El certificado BREEAM se divide en varios niveles y categorías. En los niveles, va desde el aprobado hasta el excepcional. Y, en cuanto a las categorías, son las siguientes: urbanismo, vivienda, nueva construcción, a medida y en uso. En el caso de España, la vivienda unifamiliar con mejor calificación es Villa Ana, ubicada en Santiago de Compostela, que alcanza la categoría de Excelente.

De los más de mil proyectos de certificación en España, el 60% son edificios residenciales y de oficinas, y, del total, un 60% se reparten entre Madrid y Barcelona.

El primer edificio en ser certificado por BREEAM en España fue la sede corporativa de MRW, en Barcelona, con una puntuación de excelente. Edificios tan emblemáticos como la Torre Agbar de Barcelona o las cuatro torres del skyline de Madrid han sido ya certificadas. También, son certificados edificios rehabilitados como la sede histórica del Banco Santander o el edificio Maestranza de la cervecera Heineken en Sevilla.

Según Javier Torralba, director de BREEAM España, “El crecimiento medio en los últimos tres ejercicios (2017-2019) ha sido del 25%, lo que demuestra un interés creciente del mercado por la sostenibilidad. Sin embargo, debemos ser mucho más ambiciosos para que el cambio en el sector sea visible y tenga un impacto positivo en la salud y el planeta”.

Esto supone que todavía queda un largo camino por recorrer, pero debemos seguir apostando por la construcción sostenible para mejorar el medio ambiente y la calidad de vida. Y, sin duda, certificados como el Breeam son un gran aliado para conseguirlo.

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X