Hidrógeno verde para al autoconsumo doméstico

Publicado el 12 enero 2023

La energía es y será cada vez más un factor fundamental para afrontar el futuro de nuestro planeta de la mejor forma posible. Por eso, todas las innovaciones en torno a nuevas fuentes para transformar la energía de una forma limpia son cada vez más valiosas e importantes. Dentro de las consideradas fuentes de energía renovables, el hidrógeno es el que, hasta ahora, menos se ha estudiado para su uso doméstico. A pesar de que esa tendencia ya ha cambiado en el último lustro, como muestran las pinturas solares que producen combustible de hidrógeno, ahora son los paneles de autoconsumo los que apuestan por el hidrógeno como forma de generar energía.

El nuevo prototipo de panel de hidrógeno obtenido de la KU Leuven

Versión beta

Para poder llegar al punto actual, donde existen paneles de hidrógeno aptos para el consumo y la instalación comercial en todos los hogares, diferentes proyectos científicos apostaron por esta tecnología. Uno de los más destacados fue el de los científicos belgas de la Universidad KU Leuve, que en colaboración con el laboratorio Fluxys de Anderlecht crearon en 2019 una prueba piloto de paneles de hidrógeno verde de alta eficiencia que utilizan el vapor de agua y la humedad del aire para generar energía.

El proceso de ese primer prototipo (que se puede observar en la siguiente imagen) es similar al de un panel solar: el hidrógeno se produce a partir de la división de moléculas de agua extraídas directamente del aire, utilizando una membrana situada en el matraz del dispositivo, todo ello con una eficiencia de aproximadamente un 15%. Este panel puede llegar a producir hasta 250 litros de agua al día, por lo que una veintena de dispositivos podría proporcionar calefacción y electricidad suficiente para una familia.

El prototipo de la KU Leuven, donde se puede observar el matraz que convierte el vapor en hidrógeno (abajo a la izquierda de la imagen).

Ventajas del hidrógeno

Uno de los principales problemas del autoconsumo de energía no es la propia generación, sino el almacenamiento y conservación de la misma. Pues bien, la energía en forma de hidrógeno es un formato que facilita mucho el transporte, ya que puede hacerse en estado gaseoso (a presión) o de forma criogénica; es decir, líquida. También su almacenamiento en diferentes estados permite mayor variabilidad: se puede acometer en tanques líquidos, gaseosos, mediante hidruros metálicos, nanotubos de carbono… Otra de las ventajas es que los paneles de hidrógeno pueden funcionar en casi cualquier ubicación; solo los lugares más áridos del planeta podrían impedir que funcionasen de manera eficiente

El hidrógeno tampoco genera gases de efecto invernadero per se y su transformación en electricidad o calor es bastante sencilla, ya que no requiere de minerales ni materiales preciosos o que tengan un alto coste. Es por lo tanto una alternativa con muchos pros que pronto se extenderá por el mercado.

Un nuevo paso para la comercialización

El mismo equipo de investigadores de la Universidad KU Leuve ha dado un nuevo paso para la estandarización de los paneles de hidrógeno en el autoconsumo de los hogares: han desarrollado paneles en una azotea que capturan tanto la energía solar como el agua del aire. La principal novedad de este avance son los tubos de gas con los que se ha conectado el panel (en lugar de cables eléctricos como en la energía fotovoltaica).

De hecho, el siguiente paso para la definitiva comercialización es la potencial adaptabilidad y compatibilidad con los sistemas solares tradicionales. “Estos paneles de hidrógeno son compatibles con la mayoría de los módulos fotovoltaicos modernos comerciales, que se conectan directamente a nuestro sistema. De esta manera, podemos beneficiarnos de los desarrollos continuos y las reducciones de costos en la industria fotovoltaica «, dijo el investigador de KU Leuven Jan Rongé a Pv magazine. «Para mejorar aún más esta sinergia, los paneles de hidrógeno son compatibles con las estructuras de montaje fotovoltaico comunes», sentenció el científico.

El hidrógeno verde es una de las mayores esperanzas para la producción de energía limpia y dejar de depender de los combustibles fósiles, y la llegada de los paneles de hidrógeno para el autoconsumo puede ser un momento crucial para el triunfo de esta energía verde.

Categorias relacionadas: Actualidad, Energía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *