Los efectos positivos de la eficiencia energética en hogares con bajos ingresos

Publicado el 14 julio 2017

Hace poco os hablábamos en un post sobre las razones para apostar por una casa ecológica. Hoy analizaremos los beneficios de la eficiencia energética en los hogares cuyos miembros cuentan con bajos ingresos.

Para ello, nos vamos a basar en el estudio “Eficiencia energética para hogares de bajos ingresos”. Este fue publicado por el centro de transferencia de tecnología CITCEA de la Universidad Politécnica de Cataluña, en colaboración con SQ Consult de Países Bajos y el Instituto Fraunhofer de Investigación en Sistemas e Innovación de Alemania. Se trata de un encargo de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo.

Este estudio demuestra los efectos positivos de mejorar la eficiencia energética. Y no solo en los hogares de bajos ingresos, sino en la economía en general. Estos beneficios pasan por la mejora del bienestar y la salud. Sin olvidar el mantenimiento del valor de la propiedad del edificio. Por otra parte, es importante señalar que, como la factura energética sería menor, las familias dispondrían de un mayor presupuesto para el resto de gastos. De esta manera, se facilitaría la inclusión social.

Para lograr estas ventajas, sería necesario suprimir las barreras de los hogares con bajos ingresos. Y, en su lugar, implantar medidas que conduzcan al ahorro energético. Sobre todo, la falta de capital para afrontarlas, y abordar el problema con políticas específicas.

Acciones políticas recomendadas

Esto se traduce en una serie de recomendaciones, tal y como se plasma en el estudio. Éstas pasan, en primer lugar, por llegar a definiciones comunes de consumidor vulnerable y pobreza energética. Y, de esta manera estandarizar políticas y aumentar la visibilidad política. Eso sí, ofreciendo a los Estados miembros la posibilidad de adaptarlas. La segunda sería la definición de objetivos de la UE en materia de energía y clima en la legislación pertinente. Objetivos que aborden por igual todos los grupos de usuarios finales. En tercer lugar, promover la comunicación de los beneficios de la eficiencia energética para concienciar a la sociedad. Además, abordar las barreras que afectan a los hogares de bajos ingresos en la legislación de la UE y de los Estados miembros. Por otro lado, permitir a los Estados miembros encontrar el equilibrio entre las políticas de eficiencia energética y las medidas sociales para combatir la pobreza energética. Y, por último, hacer uso de la financiación proveniente de fondos sociales europeos, fondos de inversión o fondos de infraestructura. O incluso de otros sectores que se beneficien de los impactos de la eficiencia energética para ser considerados como una alternativa o fuente de financiación adicional.

Beneficios de la eficiencia energética

Como seguramente sabéis, la eficiencia energética aporta numerosos beneficios en diferentes ámbitos. Entre ellos destacan la reducción del gasto de energía, la reducción del daño ambiental y la contaminación y la disminución del consumo de recursos naturales. También supone un ahorro económico, lo cual implica una mejora en el nivel adquisitivo de las familias.

Como veis, la eficiencia energética conlleva mejoras a muchos niveles. Algunos de ellos nos afectan directamente, como la mejora del nivel adquisitivo. Otros influyen en la sociedad en su conjunto, de cara a lograr una mayor sostenibilidad. ¿Por qué no impulsamos, entre todos, la eficiencia energética como un punto clave en nuestra sociedad de hoy y de mañana? ¿Qué os parece a vosotros la adopción de las medidas por parte de las instituciones públicas?

Imprimir

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X