Más del 80% de las pymes españolas necesitan mejorar su eficiencia energética

Publicado el 2 noviembre 2017

La importancia de la eficiencia energética es uno de los temas fundamentales en los que se basa este blog. De hecho, en unos de nuestros últimos posts os contábamos 5 claves para renovar tu casa de forma eficiente y sostenible.

Hoy os traemos una noticia no demasiado buena, y es que el 82% de las pequeñas y medianas empresas de España tienen pendiente la implementación de medidas de eficiencia energética. Esta es la conclusión que se extrae del segundo Informa de Comportamiento Energético de las Empresas Españolas 2017, elaborado por Endesa a partir de una muestra de más de 2.200 empresas pertenecientes a los sectores de la hostelería, industria, agricultura, comercio y servicios.

Las pymes podrían ahorrarse un total de 4.660 euros al año en su factura energética aplicando medidas de eficiencia. Pero la gran mayoría de ellas se resiste a aplicar planes encaminados a ello, debido fundamentalmente a dos motivos. Por una parte, debido al desconocimiento real de sus datos energéticos y de las posibilidades de mejora que tienen y, por otra, al temor que les produce la idea de enfrentarse a una fuerte inversión.

Pero consideramos que este temor es, en parte, infundado, ya que el ahorro económico que las pequeñas y medianas empresas percibirían sería inminente. De hecho, según el estudio, en dos años y medio, más de la mitad de las pymes podrían amortizar por completo todas sus inversiones de eficiencia si implementaran todas las medidas propuestas, tales como optimización de potencia, eliminación de consumos fantasma, compensación de energía reactiva y cambio de sistema de iluminación convencional por LED.

El estudio extrae, entre otras, las siguientes conclusiones:

  • El 29% de las empresas tendría un potencial de ahorro inferior al 10% de su consumo energético.
  • El 21% un potencial de ahorro entre el 10% y el 20%.
  • El 35% conllevaría un potencial de ahorro superior al 20% de su consumo energético. Es el sector terciario el que más potencial de ahorro presenta, ya que un 56% de las empresas de servicios analizadas se enmarca en ese potencial de ahorro.
  • El 41% de las compañías mantiene conectados a la red de forma permanente sus aparatos electrónicos, lo cual genera un consumo fantasma.
  • El 50% de las empresas podrían mejorar su contratación energética mediante el ajuste de la potencia contratada, lo cual es un gesto muy sencillo, que no requiere inversión y que supondría un ahorro inmediato en la factura de entre 500 y 2.000 euros anuales para el 40% de las empresas.

Los datos son bastante preocupantes; por ello, los expertos en eficiencia energética recomiendan a las pymes que comiencen a realizar inversiones dirigidas a reducir su factura energética, ya que les permitirá ahorrarse grandes cantidades de dinero, no sólo a largo, sino también a corto plazo.

Imprimir

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X