Las pinturas aislantes, un dilema de conciencia sostenible

Publicado el 29 junio 2020

Creo que a estas alturas todos conocemos el gran perjuicio que para el medio ambiente representan las centrales térmicas de carbón. En España tenemos tres que están incluidas entre las empresas más contaminantes de la UE.

Es evidente que estas centrales térmicas emiten cantidades ingentes de CO2, pero si ya existen, y hasta que desaparezcan (que según el actual gobierno será en breve), creo que sería preferible utilizar los materiales de desecho de las mismas, a que estos se pierdan. No se trata de lavar conciencias y mucho menos de justificar los perjuicios ocasionados por estas centrales, sino de compensar, de alguna forma, el daño que provocan al medioambiente.

Microesferas cerámicas huecas

Entre los productos de desecho de las centrales térmicas, encontramos uno particularmente eficaz a la hora de proporcionar propiedades aislantes a las pinturas; las microesferas cerámicas huecas.

© Fotografía de Materiales Inteligentes con fines puramente informativos

La idea, como tantas otras tecnológicamente avanzadas, surgió de las investigaciones llevadas a cabo por la NASA para hacer más resistentes al calor las pinturas utilizadas para recubrir la superficie del Transbordador Espacial Discovery. Para ello, añadieron a la pintura un aditivo creado con estas microesferas cerámicas cuya composición principal es la sílice (la arena) y, al ser huecas, el aire de su interior proporciona unas importantes propiedades de aislamiento térmico a la pintura.

Como nos informan desde la empresa Materiales Inteligentes S.L, estos aditivos solo funcionan con pinturas que contengan elementos capaces de aglutinar las microesferas, por lo que, desde aquí, nos vemos en la obligación de insistir en rechazar las pinturas acrílicas y solo utilizar este aditivo con pinturas ecológicas. No obstante, debemos tener en cuenta que con algunas de estas, como por ejemplo las pinturas de cal, no funcionarían al no disponer del indispensable elemento aglutinante.

Propiedades de las microesferas

Las propiedades de estas microesferas son muy apreciadas, entre otros, en el sector de construcción, ya que se trata de un producto elástico, transpirable, impermeable, anti-fisuras, autolimpiable, y que pueden soportar temperaturas extremas.

Lógicamente, dependiendo del diámetro de la microesfera, se logra un mayor aislamiento no solo térmico sino también acústico. La capacidad de aislamiento, además de por el diámetro, viene dado por otros factores como el color de la pintura y el lugar donde se aplique. La más efectiva es la pintura blanca sobre fachadas exteriores.

© Fotografía de Materiales Inteligentes con fines puramente informativos

Estas microesferas se pueden comprar en el mercado en sacos que se mezclarán con la pintura en la proporción de cuatro partes de pintura por una de aditivo. Además de no modificar el color de la pintura, las propiedades más importantes que confieren a la misma son las siguientes:

  • Proporciona AISLAMIENTO térmico y acústico
  • Mejora de la RESISTENCIA mecánica.
  • Aumento de la DURABILIDAD
  • Proporciona propiedades FUNGICIDAS y antibacterianas
  • Disminuye los problemas de CONDENSACIÓN

Hay que tener en cuenta que, a la hora de comprar este producto, es importante conocer no solo el tamaño o granulometría de las partículas, sino también el coeficiente de supervivencia (% de microesferas rotas), ya que si las microesferas presentan un porcentaje importante de rotura no cumplirán con el objetivo fijado. Dejamos al criterio de nuestros lectores la evaluación de la sostenibilidad sobre este producto que, en cualquier caso, y correctamente aplicada, puede contribuir a una reducción del gasto del consumo energético de la vivienda.

Categorias relacionadas: Materiales, Otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X