La asociación “Rehabilitar el Futuro” propone al gobierno español 20 medidas para generar empleo

Publicado el 20 julio 2020

Rehabilitar el Futuro es la alianza que integran los principales actores del sector de la eficiencia energética en la edificación. Aprovechando el momento de crisis en el que estamos inmersos y pensando en la reconstrucción, han propuesto al Gobierno la adopción de veinte medidas para activar la rehabilitación energética de edificios y aprovechar su potencial como motor de la recuperación económica y de la lucha contra el cambio climático.

Ya hemos hablado de los efectos positivos que genera en la economía la rehabilitación de edificios. Por supuesto, influye también positivamente en el medio ambiente reduciendo las emisiones de gases nocivos y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

En este sentido, la Unión Europea cuenta con una política de recuperación económica enfocada en la llamada “oleada de renovación inmobiliaria”, que cuenta con un presupuesto de inversión anual de 250.000 millones de euros. Esta cantidad será cubierta en una quinta parte con financiación pública a través de fondos estructurales y del Banco Europeo de Inversiones, y el resto, con financiación privada.

Alianza del sector en España

En el caso español, en el mes de junio se puso en marcha la asociación Rehabilitar el Futuro. Está formada por organizaciones como Greenward Partners, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE), la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3e) y el Green Building Council España (GBCe). Poco a poco se han ido incorporando más entidades, hasta dieciocho, desde empresas inmobiliarias hasta instituciones financieras, que aglutinan a un millar de entidades de toda la cadena de valor del sector de la eficiencia energética en la construcción y rehabilitación de edificios.

La alianza propone al Gobierno desarrollar 20 líneas de actuación, comenzando por el reconocimiento de la eficiencia energética de los edificios como un interés general prioritario.

Edificios contaminantes

Y es que, los edificios, como ya hemos hablado en otras ocasiones, son responsables del 40% del consumo de energía final y de un tercio de las emisiones de CO2, siendo uno de los elementos que más contribuyen al calentamiento global.

En España, aproximadamente el 80% de los edificios es ineficiente energéticamente. La mayoría obtienen una certificación energética E, F o G. Más de la mitad del parque de viviendas tiene más de 40 años, anterior a cualquier normativa en materia de aislamiento energético.

Además del aspecto medioambiental, la rehabilitación energética en edificios puede actuar como vector económico importante, generando de forma inmediata gran cantidad de puestos de trabajo. En el plan propuesto por el Gobierno antes de la situación de pandemia, se contemplaba una actuación de 1,2 millones de viviendas y la creación de entre 42.000 y 80.000 empleos cada año hasta 2030.

Propuestas de Rehabilitar el Futuro

Así, las propuestas de Rehabilitar el Futuro incluyen medidas fiscales, administrativas, financieras y de certificación y seguimiento, entre otras, siguiendo un marco de colaboración público-privada. El objetivo es maximizar la contribución de la rehabilitación energética a la recuperación económica y a la lucha contra el cambio climático. Se busca con esto, también, influir el mínimo impacto en las cuentas públicas y favorecer los esquemas de autofinanciación a través de los ahorros energéticos.

Algunas de las líneas de actuación propuestas son la introducción de bonificaciones impositivas y desgravaciones que incentiven la eficiencia energética, la creación de un marco jurídico que facilite mecanismos financieros de colaboración público-privada para la rehabilitación de edificios, la regulación de la hipoteca verde, la implantación de un sistema da auditoría o apostar por programas de capacitación y cualificación laboral, entre otras.

Fernando Ronda, managing partner de Greenward Partners, asegura que “tenemos la oportunidad de aprovechar el potencial de la rehabilitación energética para afrontar de forma unida estos dos grandes retos a los que nos enfrentamos: la recuperación económica tras la pandemia y la lucha contra la emergencia climática”.

El Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica que el Gobierno ha enviado al Congreso de los Diputados es “ambicioso en sus objetivos” y eleva hasta un mínimo del 35% el ahorro en el consumo de energías primarias que se tiene que producir por la aplicación de medidas de mejora de la eficiencia, conforme a la normativa comunitaria.

En este sentido, las acciones propuestas por Rehabilitar el Futuro están orientadas a la consecución de la total descarbonización del parque inmobiliario y del sector de la edificación hasta 2050, desarrollados en sintonía con la evolución del marco general de sostenibilidad, de economía circular y de liderazgo energético del ciudadano.

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X