Casa de Mareas, un coworking sostenible y saludable

Publicado el 29 junio 2021

La llegada de la pandemia ha propiciado un incremento de interés en cuanto a la salud y la sostenibilidad, haciendo que estos dos términos sean indivisibles. Con estos conceptos, desde The Sibarist Community han rehabilitado una casona del S.XVI en la localidad de Escalante, en Cantabria, un pequeño pueblo de origen medieval. Basándose en la premisa de colocar la salud de las personas y del planeta en el centro del diseño, han construido un espacio coliving y coworking de alto rendimiento creativo.

© Fotografía de The Sibarist Community con fines puramente informativos

La rehabilitación, respetuosa con la historia y con el entorno

Esta casona cantábrica fue la residencia de la familia Lamadrid. El escudo lo podemos ver todavía en su fachada, lo que nos indica que, en la rehabilitación, se ha tenido especialmente cuidado con los materiales originales. La casa estaba totalmente deteriorada, por lo que los elementos que se han salvado se han integrado con el diseño moderno actual, combinando vigas centenarias como escaleras ligeras de chapa.

Un dato importante en esta rehabilitación es que todo el equipo ha desempeñado una gran labor a la hora de incorporar materiales reutilizados. Y es que el 70% de los materiales nuevos son procedentes de derribos de otras obras. Por ejemplo, parte del suelo de madera de pino utilizado en la casa tiene más de 100 años.

Por otro lado, las pinturas utilizadas son ecológicas naturales fotocatalíticas con base de silicatos. Los mobiliarios del coworking son de la firma española ACTIU, quienes han recibido el premio nacional de diseño y tienen la certificación WELL.

© Fotografía de The Sibarist Community con fines puramente informativos

Diseño interior

La reutilización de materiales y muebles ha sido todo un ejercicio de sostenibilidad y creatividad. Los muebles y materiales utilizados son de procedencia familiar de diferentes épocas que han sido restaurados, desde telas y tapicerías hasta la utilización de carteles de los años 50 como elemento decorativo. Además, para los diseñadores, el arte ha sido un componente muy importante para colocar todo el interior de la casa. El resultado final es un interiorismo ecléctico, consciente de la necesidad de consumir responsablemente.

Tecnología LIFI

Para la zona del coworking, se ha optado por utilizar una tecnología alternativa no basada en ondas electromagnéticas, lo que hace que sea más segura, saludable y ecológica. Es la primera vivienda en incorporar este tipo de tecnología, que disminuye la exposición a radiofrecuencias anteponiendo el bienestar y la salud de los individuos. De esta manera, se favorece el descanso y la calidad del sueño de los huéspedes.

© Fotografía de The Sibarist Community con fines puramente informativos

Estancias e instalaciones

Esta casona consta de 7 habitaciones con baño en suite y tiene una capacidad máxima de 15 personas. Como ya hemos dicho, las conexiones son óptimas para teletrabajar en un entorno que cuida la salud del inquilino y que además dispone de un coworking para 8 personas con tecnología LIFI.

Este lugar es uno de esos espacios que ponen de manifiesto la necesidad de la arquitectura biofílica, es decir, de la conexión entre la naturaleza y los seres humanos. El teletrabajo está abriendo nuestras posibilidades a la hora de reducir nuestro estrés, buscando espacios en los que trabajar estando a gusto y en sintonía. Así que, si buscas trabajar a gusto unos días de forma relajada y sostenible, este es el lugar ideal para conseguirlo. 

Categorias relacionadas: Actualidad, Proyectos, Residencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X