Entrevista a Iñaki Archanco y Raúl Belloso, de BOA Ecoarquitectos

Publicado el 20 marzo 2018

Iñaki Archando y Raúl Belloso son socios de BOA Ecoarquitectos. Este estudio de arquitectura cuenta con una amplia experiencia en edificación, y trabaja con criterios de sostenibilidad según la metodología del ecodiseño. Su visión es la de “un nuevo sector inmobiliario basado en la excelencia ambiental, económica y social de la edificación”. Y, por ello, apuestan “por la calidad y la eficiencia frente a la cantidad”.

Iñaki Archando y Raúl Belloso, de BOA Ecoarquitectos

Entrevista:

Isabel Fernández: Especializados en sostenibilidad y eficiencia energética, ¿cómo definirían vuestro trabajo?

Boa Ecoarquitectos: Tratamos de aportar los valores ambientales a los proyectos de nuestros clientes y en general al quehacer diario de un pequeño estudio de arquitectura, de dar “liebre por gato”. Buscamos siempre la oportunidad de mejorar, aunque muchas veces el margen es escaso y resulte difícil.

I.F. ¿Cómo nace el estudio Boa Ecoarquitectos?

B.E. Comenzamos en la década de los 90 presentándonos a concursos de obra pública y realizando en paralelo muchos pequeños encargos privados que nos permitieron ir consolidando una trayectoria de aprendizaje en la que llevamos ya 20 años.

I.F. Cuando hablan de su metodología de trabajo, hacen referencia al ecodiseño. ¿Qué significa este término?

B.E. El ecodiseño presta atención a los aspectos que generan los principales impactos medioambientales dentro del ciclo de vida de los edificios como son el consumo de agua y de recursos, así como la generación de residuos y emisiones de gases de efecto invernadero. Siempre desde un análisis crítico de coste‐beneficio, ya que en la sostenibilidad no existen verdades absolutas y siempre es una cuestión de balance.

I.F. ¿Por qué decidieron apostar por un proyecto como el suyo?

B.E. Sobre todo por convicción personal y profesional. Tras los años de bonanza, con un despliegue de arquitecturas formalistas, se hizo necesaria una reflexión sobre el sentido de lo que hacemos y sobre todo de cómo lo hacemos. En ese punto buscamos la especialización, si es que puede aplicarse este término a un concepto tan amplio y transversal como la sostenibilidad.

I.F. ¿Dirían que la arquitectura sostenible es un campo en auge?

B.E. La sostenibilidad es ya un concepto transversal en todas las actividades humanas y en la arquitectura se ha pasado de una etapa inicial de eslóganes y buenos deseos a una práctica más cotidiana, basada en necesidades y logros concretos. Esto queda muy bien definido en el crecimiento del estándar Pasivhauss por ejemplo. Podemos decir que estamos en una etapa de maduración de las buenas prácticas en la arquitectura.

I.F. Trabajan con diferentes tipos de proyectos: edificios comerciales, edificación, residencias… ¿En qué caso se suelen encontrar con un mayor número de obstáculos a la hora de aplicar los criterios de sostenibilidad?

B.E. Depende del perfil del cliente, más que del tipo de proyecto. Una vez conocidas las condiciones del proyecto tratamos de ayudar a los clientes a tomar buenas decisiones en función de sus necesidades y también de sus posibilidades.

 I.F. Son propietarios de una casa rural sostenible de la que ya hablamos en nuestro blog. ¿Dirían que está llegando la sostenibilidad al sector turístico?

B.E. Sin duda alguna. Todavía en pequeñas dosis, pero los propietarios de los espacios hoteleros se han dado cuenta de que una arquitectura más sostenible redunda en su beneficio de una manera doble: por una parte reducen costes de explotación y por otra responden a los requerimientos cada vez mayores de un cliente sensibilizado con los impactos que la actividad humana genera en el medio ambiente. Además estos edificios tienen un nivel de salubridad, higiene y confort superior a l de los edificios en los que estos aspectos no se han contemplado.

I.F. ¿De qué proyectos se sienten más orgullosos?

B.E. Sin importar el tamaño del encargo o el presupuesto, de aquellos proyectos en los que hemos podido aportar más como arquitectos, donde hemos conseguido un resultado mejorado, aunque el margen fuera pequeño. Tenemos un enfoque posibilista y yo diría que optimista a pesar de las dificultades.

I.F. ¿Cuál es su percepción sobre el presente y el futuro de la arquitectura?

B.E. La arquitectura va a sufrir una fuerte evolución en un futuro próximo, sobre todo en la manera en que se conciben y proyectan los edificios. La fuerte digitalización del sector AEC, hace que un pequeño estudio de arquitectos maneje una gran cantidad de parámetros cruzados de tipo ambiental, tecnológico y social en la elaboración de los proyectos. Poder simular el comportamiento de los edificios a lo largo de su vida útil, ofrece una perspectiva nueva que antes no existía y que va a condicionar fuertemente el diseño de los edificios.

Quizás el paso que sigue quedando pendiente es el de la industrialización de los procesos constructivos. Pese a que algunas de las soluciones empleadas empiezan a tener un nivel de industrialización importante, todavía en muchos casos los procesos son muy “artesanales” lo que conlleva una falta de precisión que aleja la solución final de lo que las herramientas de definición de los proyectos permiten definir.

Desde nuestro blog, agradecemos la colaboración de estos dos profesionales. Particularmente, nos quedamos con una cita suya: “La sostenibilidad es ya un concepto transversal en todas las actividades humanas y en la arquitectura se ha pasado de una etapa inicial de eslóganes y buenos deseos a una práctica más cotidiana, basada en necesidades y logros concretos”. Enhorabuena por vuestro trabajo y por vuestro compromiso. A por un mundo más sostenible, también desde nuestro ámbito.

Imprimir

Categorias relacionadas: Entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X