El estilo barroco también puede ser sostenible

Publicado el 4 marzo 2021

Uno de los estilos artísticos más reconocidos en la historia del arte, el barroco, sigue provocando, a día de hoy, el asombro de muchos. En el campo de la arquitectura, desde el español Ablerto Churriguera hasta el italiano Francesco Borromini nos han dejado obras como la Plaza Mayor de Salamanca en 1728 o la Iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane en 1640. Pero, si bien en el siglo XVI fue su nacimiento, en el XXI todavía estamos influenciados por este estilo.

Hotel Bergamo

Una de las mejores adaptaciones de este estilo a los tiempos actuales se encuentra en la ciudad de Ludwigsburg, Alemania: un hotel modular de madera. Con la intención de que este hotel no desentonara en el entorno, el estudio de arquitectura alemán Von M se ha inspirado en las principales características del barroco, pero con las ventajas sostenibles actuales.

© Fotografía de VON M con fines puramente informativos

Así, “la nueva estructura se integra con el desarrollo histórico circundante y hace referencia a las alturas de los edificios existentes y su escala. Un concepto de fachada que es conciso en términos de materialidad y estructura, que se basa en los edificios históricos, pero que sigue siendo lo suficientemente independiente como para diferenciarse de los edificios del centro comercial adyacente, hace del hotel un edificio que da identidad a la ciudad”, explican en la web del estudio.

Sostenibilidad como base

El protagonismo de esta edificación se lo lleva la madera. Este material se ha utilizado para construir los diferentes módulos, escogido precisamente para que el edificio sea más sostenible. Además, toda la concepción del hotel se basa en el enfoque de desarrollar un edificio orientado al futuro, tanto en términos de organización como en términos de construcción. Los arquitectos han buscado siempre la mayor reducción posible de las emisiones de CO2. Los módulos fueron transportados a Ludwigsburg e instalados en el sitio en sólo cinco días, compensando el exceso de carbono emitido por el uso de hormigón en su base y escalera. Así, han conseguido crear un edificio neutral en carbono y que contribuye a que toda la energía consumida sea de procedencia verde.

El interior

El hormigón ha quedado al descubierto y las tablas de madera contralaminada sin pintar. Todas las habitaciones del hotel se han decorado en colores neutros: blanco, beige y gris. De esta manera, visualmente es un entorno muy apetecible para descansar y disfrutar de la tranquilidad.

© Fotografía de VON M con fines puramente informativos

Beneficios de los hoteles modulares

Ya sabemos que la construcción modular es un mercado en constante crecimiento, sobre todo en las casas. Pero las ventajas también se extrapolan a los hoteles ya que, además de construirse rápidamente, los beneficios ambientales también son muy amplios. ¿Por qué? Porque toda la construcción se realiza en un entorno de fábrica controlado y además se asegura la armonía con el medio ambiente.

La demanda de soluciones de construcción sostenible es cada vez mayor y, la construcción modular se está volviendo cada vez más popular. En definitiva, un cambio de localización en la construcción nos ofrece ventajas más ecológicas para todos, además de versiones más rápidas.

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X