“Impulso verde”, el primer edificio público gallego que se autoabastece

Publicado el 14 marzo 2019

El futuro de la arquitectura, y de todas las disciplinas en general, está íntimamente ligado al cuidado y respeto hacia el medio ambiente. De ahí el auge de materiales naturales en la construcción o estructuras que abogan por la eficiencia energética para que el impacto en el entorno sea el mínimo posible.

Diferentes países están poniendo en marcha proyectos que proponen nuevos modelos de construcción que se establezcan como paradigmas del paisaje urbano futuro. Uno de estos proyectos disruptivos es el edificio “Impulso Verde”, liderado por el Ayuntamiento de Lugo, y que se llevará a cabo en la ciudad gallega.

Autoabastecible y ecológico

Impulso Verde es el primer edificio público de Galicia que estará construido con madera autóctona. Y, además, será también el primer edificio de la comunidad capaz de autoabastecerse energéticamente. Se trata de un inmueble piloto, de tres plantas, que generará en su interior toda la energía que consuma.

La vocación de esta obra es convertirse en la semilla del primer barrio multiecológico de España, que contará con edificios de madera como elemento estructural de construcción. En él se aplicarán, además, las soluciones de diseño urbano recogidas en el que será el primer catálogo en Europa de medidas para la adaptación al cambio climático que se está elaborando, también dentro del Life Lugo+Biodinámico.

El edificio tendrá un uso público, y albergará un espacio de coworking y otras oficinas municipales. Este inmueble todavía se encuentra en fase de desarrollo y, para su diseño trabajan mano a mano el centro tecnológico EnergyLab y Pemade (Plataforma de Madera Estructural), además de arquitectos especializados en edificación sostenible.

Madera y energías limpias

Para su construcción se empleará la madera contralaminada autóctona. Entre los compromisos adquiridos por el ejecutivo lucense en este nuevo plan está el aprovechamiento de los materiales locales. Y es que, con 3,8 millones de toneladas extraídas en 2017, Lugo sigue estando entre las provincias con mayor producción de madera de España. Y, además, el 52% de la superficie del ayuntamiento de Lugo es agroforestal.

Por otro lado, Impulso Verde contará con soluciones de recogida de agua de lluvia para su reutilización. Implementará también un sistema propio de reutilización de la fracción orgánica de basura, y medidas de ahorro energético con la simple orientación de los viales, zonas verdes, o edificios para aprovechar el sol y el viento.

Lugo, a la vanguardia en sostenibilidad

Sin embargo, este no es el primer espacio de energía cero existente en Lugo. La sede de Norvento Enerxía se autoabastece íntegramente a través de fuentes renovables. Lo que sitúa a la provincia gallega a la vanguardia en arquitectura sostenible en España.

Este nuevo modelo constructivo se enmarca en el plan Lugo + Biodinámico que busca desarrollar una estrategia de planificación urbana para lograr una adaptación efectiva al cambio climático. Este plan tiene una duración de cuatro años y su objetivo último es la creación de un barrio multiecológico que proporcione gran capacidad de adaptación y resiliencia a los entornos urbanos, por su capacidad para replicarse y evolucionar en el tiempo.  De este modo, Impulso Verde será la primera piedra de un gran proyecto que pretende ser exportable a otras ciudades de mediano o gran tamaño del resto de la comunidad.

Imprimir

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X