“Las Caléndulas”, un conjunto de 25 viviendas bioclimáticas pioneras en Jun (Granada)

Publicado el 31 mayo 2021

El mundo académico debe ir siempre de la mano del mundo laboral y empresarial. Y más si cabe en nuestro sector. Por eso, hoy os queremos hablar de un proyecto que bebe mucho de ambos mundos: “Las Caléndulas”. Se trata de un conjunto de 25 viviendas bioclimáticas en Granada, diseñadas por WEA-architecs. La socia del estudio, Beatriz Inglés Gosálbez es la directora de un nuevo máster de la Universidad Europea de Madrid, y nos ha hecho llegar este proyecto pionero, que no queremos dejar de compartir.

Un proyecto pionero

Allá por el año 2005, cuando la sostenibilidad era un concepto desconocido, surgía este proyecto de arquitectura bioclimática, que incorpora criterios sostenibles actuales e innovadores. La empresa Iberdrola Inmobiliaria tomó la iniciativa de promover viviendas que incorporasen conceptos que mejorasen la eficiencia energética, así como el confort de los usuarios y tuvieran pleno respeto con el medio ambiente.

Así es como se inicia este proyecto, que se desarrolla en el municipio de Jun, próximo a Granada capital. Para el diseño de estas viviendas, se han incorporado elementos típicos de la arquitectura popular de la zona: dimensiones reducidas en planta; altura de 2 pisos, el primero para vivienda y el segundo hace las veces de granero y en raras ocasiones se destina también a vivienda; patio central y posterior; ventanas grandes con rejería sobresaliendo; la mezcla del color blanco con colores tierra y el terrado plano para disfrute de los habitantes.

Optimización de los recursos naturales

Para el diseño de “Las Caléndulas”, se ha estudiado la orientación para aprovechar al máximo la luz solar. Así, se disponen las fachadas de tal forma que se consiga un óptimo soleamiento durante todo el año. De esta forma, también se mejora la ventilación cruzada en las viviendas, que además se ve favorecida por la dirección de los vientos dominantes de la zona. La optimización de la ventilación ha sido uno de los objetivos fundamentales para conseguir un buen acondicionamiento térmico.

Además, también había que conseguir un buen funcionamiento energético, teniendo en cuenta la elección de los materiales, para que lo facilitaran. Para ello, la piel que rodea la vivienda se efectúa con bloques de termoarcilla, un material que posee unas excelentes cualidades termoacústicas. De esta forma, se protege el interior de la vivienda de las variaciones de temperatura y de las agresiones acústicas. Tiene una elevada inercia térmica, que proporciona desfase y amortiguamiento al ciclo energético solar, consiguiendo un óptimo comportamiento tanto en invierno, con un aislamiento térmico adecuado, como en verano, donde la estabilidad térmica alcanzada es muy superior a la de los muros multicapa.

Criterios de arquitectura bioclimática

Para el diseño de estas viviendas se ha realizado un minucioso estudio de las condiciones bioclimáticas del entorno. Se trata de aprovecharlas al máximo para reducir la huella ambiental, y mejorar la eficiencia energética.

¿Qué criterios bioclimáticos se aplicaron?

  • Elementos acumuladores de la radiación recibida en invierno. Hay una selección adecuada de los materiales y sistemas constructivos y estructurales, para crear elementos que actúan como acumuladores del calor recibido. Forjados, muros interiores y murete del invernadero son los elementos masivos que actúan como acumuladores.
  • Disipación del calor acumulado por la vivienda. Se han diseñado los espacios, el hueco de la escalera y huecos interiores de forma que hay una distribución casi homogénea del calor por toda la vivienda.
  • Ahorro en el consumo energético de ACS y calefacción. El incremento del aislamiento, la captación de energía solar, almacenamiento y distribución correcta, disminuye el consumo energético de calefacción y agua caliente sanitaria. El sistema de ACS y calefacción por suelo radiante se realiza con caldera de gas y apoyo de paneles solares térmicos.
  • Buena iluminación natural. A todas las estancias se ha facilitado la iluminación natural, disminuyendo el consumo energético derivado de la iluminación artificial.
  • Materiales ecológicos. Se emplear0n materiales respetuosos con el medioambiente, procurando el uso de materiales de la zona que no requieran gran transporte y no afecten al entorno. Se hizo una elección, en la medida de lo posible, en base al Análisis del Ciclo de Vida.
  • Gestión integral del agua. Se ha diseñado una red separativa entre aguas negras, y aguas grises y pluviales. Las aguas negras junto la recogida de las lavadoras, se conectan directamente a la red de saneamiento municipal. Mientras las aguas grises y pluviales se conducen a un decantador-digestor clarificador-filtrobiológico, que permite según el R.D. 849/1986 el uso de agua clarificada para riego.

Han pasado muchos años, y el funcionamiento de los criterios bioclimáticos en “Las Caléndulas” está más que comprobado. Este proyecto es pionero y vanguardista. Viviendas bioclimáticas; un concepto que por aquel entonces apenas existía. Materiales sostenibles, energías renovables, sistema de reciclaje de aguas… Todo ello permite la máxima calificación energética y un ahorro de consumo eléctrico de hasta un 70% y en agua de hasta un 35%, con respecto a una vivienda convencional.

Nos gustaría dar las gracias a Beatriz por hacernos llegar al blog este proyecto. Sin duda, un proyecto visionario que hoy en día, más de 15 años después, sigue siendo innovador.

Categorias relacionadas: Proyectos, Residencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X