Las madrileñas Torres de Colón serán un icono de la arquitectura sostenible

Publicado el 13 febrero 2020

Una de las imágenes más recurrentes de la ciudad de Madrid es la de las dos emblemáticas Torres de Colón, dos rascacielos gemelos situados en la céntrica y transitada Plaza de Colón. Oficinas, prisas, aglomeraciones, tráfico… Ese es el contexto en el que se ubica este edificio formado por dos rascacielos, cuyo diseño sufrirá un importante cambio en los próximos dos años.

Las Torres de Colón se someterán a una remodelación que cambiará no solo su estructura superior, sino toda la imagen de la Plaza de Colón. Así lo anunció la compañía de seguros Mutua Madrileña, propietaria del inmueble, que, además, concretó que el edificio será reformado para convertirlo en uno de los más modernos y sostenibles de Madrid, transformándolo en el nuevo icono de la ciudad.

Un diseño sostenible y saludable

El arquitecto encargado de la reforma, prevista para 2022, es Luis Vidal, que proyectará un Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN). Para ello, se instalarán soluciones de eficiencia energética y sostenibilidad, que permitirán un consumo de energía un 60% menor que cualquier otro edificio de similares características. La energía será renovable y cerca de un 10% se autogenerará en el inmueble.

Además, las Torres de Colón contarán con un sistema de trigeneración que permitirá producir agua fría para las necesidades de las instalaciones de climatización, autogenerar electricidad y devolver a la red el excedente de producción.

Otro de los factores que le permitirán al edificio ser catalogado como ECCN es el bajo nivel de energía requerido, y la generación de parte de la energía para autoconsumo. Por su parte, el aislamiento de la fachada contribuirá a un elevado comportamiento ambiental, así como un alto nivel de eficiencia energética.

Este proyecto aspira también a obtener la certificación Well, que valora y reconoce la salud y el confort de los usuarios de los edificios. Para ello, en la reforma de las Torres de Colón se tendrán en cuenta aspectos como la calidad del aire, la ventilación natural, el tratamiento del agua, la calidad de la iluminación y uso de la iluminación natural, el confort térmico, la absorción del ruido, la gestión de residuos y la reducción de emisiones o la ergonomía, entre otros.

Precisamente, en este inmueble de oficinas trabajan diariamente más de 2.000 personas, por lo que la apuesta por un interior saludable es fundamental, prestando especial atención a su salud y bienestar.

Evolución de las Torres de Colón

La estructura suspendida o colgante original se mantendrá en su integridad, pero el nuevo proyecto contempla otros cambios de diseño y arquitectura exteriores para adaptarse a las necesidades actuales. Uno de los más significativos es la eliminación del conocido “enchufe”. En su lugar, se construirán cuatro nuevas plantas de oficina. No obstante, la altura de las Torres será la misma, 117 metros, con una superficie de 20.298 metros cuadrados.

Así, el nuevo diseño favorecerá la visibilidad de la estructura interna, característica de los inmuebles suspendidos. Y es que la propuesta del estudio de Luis Vidal pasa por potenciar el diseño original, reforzando y dando mayor protagonismo a la edificación descendente.

Innovación, diseño y sostenibilidad serán las claves de este proyecto de rehabilitación, que pretende, además, ser un reclamo para dar cobijo a nuevas empresas instaladas en Madrid. En un entorno de lo más desfavorable, podremos apreciar de un auténtico icono de la arquitectura sostenible.

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X