La Unión Europea estudia implantar que los nuevos edificios o rehabilitados se compongan en un 50% de fuentes responsables

Publicado el 21 abril 2022

La caducidad del modelo constructivo tradicional es una cuestión que realmente preocupa a las autoridades y gobiernos. La Unión Europea encargó un informe a la Platform on Sustainable Finance para que estudiara cómo abarcar esta actualización de la edificación. El documento final salió a la luz el pasado mes de marzo y, si bien se conocen las medidas que recomienda la institución, la Comisión Europea todavía no las ha asumido como suyas. Entre las conclusiones más relevantes, el informe propone que, para conseguir el objetivo de descarbonización de la Unión Europea, el 50% de los nuevos edificios o aquellos que se rehabiliten deben componerse en un 50% de materiales reutilizados, reciclados o de fuentes responsables.

El informe

El estudio lo ha realizado la consultora externa Platform on Sustainable Finance,  una habitual de la Comisión Europea que, a través de una representación amplia y equilibrada de las partes interesadas y con conocimientos especializados, “permite desarrollar un asesoramiento basado en pruebas científicas, conocimientos especializados y una profunda experiencia práctica para recomendar criterios técnicos de selección para la UE, que sean viables y estén en consonancia con la ambición del Pacto Verde Europeo”, según refleja la plataforma en su página web.

Los criterios técnicos de la Platform on Sustainable Finance señalan que, de ese 50% de vivienda sostenible al menos, un 15% deben ser componentes reutilizados; otro 15% contenidos reciclados; y el 20% restante se podrá reutilizar, reciclado o de fuentes responsables o materiales renovables. Utilizar materiales sostenibles para la construcción es la opción de futuro para actualizar el modelo constructivo y conseguir que siga un estándar de economía circular.

Nueva construcción europea

Además de establecer el 50% de materiales de origen sostenibles en las nuevas casas y las rehabilitaciones, el informe de Platform on Sustainable Finance recoge que el cambio no se debe limitar a los componentes de obra, sino al concepto de la construcción en general. Se propone un cambio en la noción de edificación, optando por técnicas novedosas como diseños modulares, desmontables y flexibles que son más eficientes y ecológicos. La intención no es cambiar el aspecto de todo el parque residencial europeo, sino sus entrañas; de forma que en las rehabilitaciones se conserven las fachadas, pero que la tecnología con la que se remodelen las viviendas tenga los más altos criterios de sostenibilidad.

El análisis de Platform on Sustainable Finance propone que al menos el 90% de los residuos no peligrosos generados en las obras se reutilicen o se reciclen. También aconseja que las edificaciones de nueva construcción tengan recogidas, de forma electrónica, los materiales utilizados y su procedencia, para poder identificarlos en una futura remodelación o demolición.

Financiación y la nueva ley

La finalización y publicación del informe sale a la luz al mismo tiempo que la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados que quiere promover la economía circular en España. Esta nueva legislación, al igual que el estudio de Platform on Sustainable Finance, obliga a la retirada de las obras de materiales perjudiciales para la salud, como el amianto. La nueva ley española es más exigente que la propuesta europea, ya que los residuos de las construcciones no solo deberán quedar registrados, sino que deberán ser clasificados y especificados. De esta forma se tendrá una noción mucho mayor y delimitada de los materiales que componen el parque español de vivienda.

Los requisitos vienen acompañados de apoyo financiero por parte del Gobierno y la UE, en especial mediante los fondos PIREP (Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos de las Comunidades y Ciudades Autónomas), que subvencionan y propulsan estas nuevas iniciativas para que sean más accesibles para el ciudadano.

En el caso de que la Comisión Europea asuma como suyas las propuestas de la Platform on Sustainable Finance, se habrá dado un nuevo paso de cara a la economía circular en el ámbito de la construcción. Cambiar todo un sector es difícil, pero la sostenibilidad debe ser el camino a seguir.

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X