VIII Conferencia Passivhaus en Pamplona – Parte 2

Publicado el 29 noviembre 2016

Como ya os contamos con anterioridad, mi compañero Sergio tuvo el placer de asistir a la VIII Conferencia Passivhaus celebrada los pasados 3 y 4 de noviembre en Pamplona. En el post previo os hablamos del primer panel, “La Ciudad Passivhaus”. Hoy es el turno del segundo, titulado “Rehabilitación y técnica”, celebrada el segundo día del congreso.

Si bien desde las 09.00 de la mañana Sergio asistió a diferentes ponencias de enorme interés -algunos temas comprendían la rehabilitación integral de edificios patrimoniales, de fachadas o de cascos históricos, entre otros- , os dejamos con un resumen de las conferencias que más le llamaron la atención.

Transferencia de datos entre el PHPP y entornos BIM

La primera se enmarcaba dentro de la mesa “Pósters 5 + 5 + 5”, donde el arquitecto Juan Calvo presentó la conferencia “Transferencia de datos entre el PHPP y entornos BIM“. Antes de comenzar a hablaros de esta ponencia, nos gustaría hacer hincapié en los dos conceptos tratados. Ambos son muy conocidos tanto en arquitectura como en construcción, si bien conviene aclararlos ante la duda.

BIM es un acrónimo de Building Information Modeling -o lo que es lo mismo; Modelado de Información de Construcción-. Los modelos BIM emplean bibiliotecas de objetos inteligentes y paramétricos, interpretando la interacción lógica entre los mismos, almacenando información referente a la obra. Estos modelos marcan una nueva etapa para la arquitectura. Ahorran mucho tiempo en la creación y modificación de proyectos, y también facilita la interacción con colaboradores. Por otro lado, PHPP hace referencia a Passive House Planning Package, un software de cálculo desarrollado por el Passive House Institute para modelar el funcionamiento de un edificio y estimar los balances energéticos.

Esquema de funcionamiento BIM

En su ponencia, Juan Calvo habló de la necesidad de implantar de forma global estas tecnologías, y lo que es más importante, extender el concepto de las mismas. No entender BIM como un todo y PHPP como otro. Debe existir una transferencia de conocimiento entre ambos programas.

De esta forma, se han desarrollado extensiones como DesingPH. Este programa extiende BIM incluyendo las funciones del propio PHPP. Así, en BIM se podrá calcular el gasto energético, los niveles de CO2 o la huella de carbono del proyecto.

Otro complemento similar para BIM presentado, con funcionalidades similares, es PH-Toll. También destacó EcoDesigner para archiCAD.

Implementación de instalación fotovoltaica en una Passivhaus

Después de esta mesa, fue el turno de la arquitecta Celia Romero y el doctor en física aplicada Manuel Camero. “Implementación de instalación fotovoltaica en una Passivhaus” fue el título de su ponencia, de la que podéis imaginar fácilmente su contenido.

En ella, Celia y Manuel hablaron de una solución fotovoltaica implementada en una vivienda construida 100% en madera, en Guadalix de la Sierra. Esta vivienda obtuvo el certificado passivhaus en agosto de 2015.

Implementación de instalación fotovoltaica en una PH

Como se puede apreciar en la imagen, las placas fotovoltaicas alimentan el sistema de aerotermia mediante un regulador. Los paneles tienen una orientación sur y se compone de ocho módulos fotovoltaicos de 230W. Esta solución se utiliza con dos objetivos: generar suficiente calor para calentar tanto el agua como para regular la climatización de la vivienda. Durante el periodo de estudio del proyecto, se alcanzó una producción de 376,59 kWhAl.

Cabe destacar que el proyecto también analiza estancamiento de CO2 en la vivienda. Como soluciones aislantes, se empleó fibra de madera y pintura ecológica.

Cubierta termoactiva en una vivienda de bajo consumo en Madrid

Por último, queremos compartir con vosotros la ponencia del arquitecto técnico Juan Postigo, “Cubierta termoactiva en una vivienda de bajo consumo en Madrid“. En su intervención, Juan planteó el principal problema de este proyecto: el clima peculiar de Madrid, alcanzando temperaturas extremas tanto en invierno como en verano.

La solución: alcanzar una buena ventilación en la cubierta como en el aislamiento del sótano. Gracias a esto, se consiguieron en verano temperaturas de 20-22º, sin ningún tipo de sistema de frío. La  habitación más cercana a la cubierta fue aislada gracias a una capa de aire entre la cubierta y el techo de la habitación así como al sistema de ventilación, que trae el aire frío del sótano de la vivienda.

Con el objetivo de no generar un sumidero de calor para los días veraniegos, se evitó el aislamiento de dicho sótano de forma premeditada. También para controlar cualquier tipo de desfase, fallo o exceso de calor, el proyecto está constantemente monitorizado.



Y aquí nos quedamos hoy en nuestra crónica. Aún nos quedan algunos paneles que comentar, así como una entrevista muy interesante que salió a raíz de estas conferencias. ¡Estamos deseando compartirlas con vosotros!

Imprimir

Categorias relacionadas: Destacados, Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X