Un proyecto de viviendas modulares hechas con plástico reciclado

Publicado el 12 noviembre 2020

La UN Habitat (Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos), el estudio JDS Architects y la empresa Othalo han impulsado un nuevo proyecto de viviendas modulares construidas con plástico reciclado. La iniciativa surge con la idea de ofrecer una solución sostenible para las zonas que más necesitan de viviendas de bajo coste.

Las viviendas modulares aportan múltiples ventajas en favor de la sostenibilidad. Gracias a la reducción del uso de materiales, el bajo gasto de tiempo de construcción o la disminución de los desechos y contaminación del proceso constructivo, son consideradas una opción excelente de arquitectura sostenible.

© Fotografía de Othalo con fines puramente informativos

¿En qué consiste el proyecto?

Este proyecto parte de la perspectiva de poder construir viviendas a un bajo coste y de calidad en zonas de especial vulnerabilidad. Es el caso de África, donde la necesidad de viviendas es de 160 millones de unidades. Se estima que el 60% de los habitantes africanos viven en asentamientos con una calidad de vida deficiente. Además, el continente africano importó, entre 1990 y 2018, alrededor de 230 toneladas de plástico, que acabaron en vertederos, produciendo un gran problema medioambiental.

El proyecto de construcción constituido por un sistema modular permitirá construir viviendas con plástico 100% reciclado. A partir de desechos de plástico triturados, que se combinan con otros compuestos no inflamables obtenidos en la zona donde se ubica la fábrica, se producen los componentes arquitectónicos que conformarán paredes, suelos y techos.

El diseño de las viviendas

Las viviendas contarán con hasta 60 metros cuadrados y podrán ubicarse en edificios de cuatro plantas, pudiendo hasta desarrollar zonas urbanas con tiendas, escuelas, mercados, librerías o casas tradicionales, por ejemplo.

© Fotografía de Othalo con fines puramente informativos

Las construcciones están pensadas, en principio, para climas en los que se disfruta más del aire libre, con espacios de protección frente al sol y de ventilación, pero también zonas cubiertas interconectadas para una vida en comunidad. Terrazas, solarios y zonas interiores se distribuyen en las viviendas pensadas para adaptarse a diferentes contextos.

Economía circular en regiones vulnerables

La economía circular es una de las bases del proyecto, que pretende involucrar y crear trabajo en las regiones en las que se implante. Los arquitectos han diseñado el proyecto pensando en incorporar elementos propios de la zona, apoyando a los creadores locales y adaptando las viviendas a la idiosincrasia de cada lugar.

La colaboración estrecha de los arquitectos con las comunidades locales y los usuarios finales hará que las viviendas reflejen las necesidades de la región, proporcionando viviendas de calidad y creando empleo. Sin duda este es un ejemplo de cómo sacar beneficio medioambiental de un material tan dañino como el plástico.

El próximo año se construirá en Kenia una fábrica para la producción de los elementos de construcción, que podrá producir 2800 unidades de viviendas al año. Esto supondrá el reciclaje de 8 toneladas de plástico por cada vivienda de 60 metros cuadrados, lo que suman 22.400 toneladas de plástico recicladas al año.

© Fotografía de Othalo con fines puramente informativos

Este proyecto se basa en la tecnología desarrollada por Othario para producir en masa a partir del reciclaje industrial de desechos y satisfacer así dos de las necesidades urgentes de hoy en día: la falta de vivienda digna y la sostenibilidad.

Categorias relacionadas: Proyectos
  • Casalium dice:

    Me parece una iniciativa estupenda, llevar la tecnología de las casas prefabricadas a donde más se necesita. Así deberían ser las cosas.

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X