Arctic Bath, un impresionante hotel flotante sostenible en Suecia

Publicado el 5 agosto 2020

Suecia acaba de inaugurar en la Laponia un hotel flotante y sostenible sobre el río Lule, en la localidad de Harads, a unos 60 km del Círculo Polar Ártico. Se trata de un complejo constituido por seis cabañas con sauna, piscina de inmersión fría, tratamientos de spa, restaurante y baño al aire libre.

Ubicado en un espacio natural espectacular, ofrece diferentes instantáneas. Dependiendo de la época del año, puede estar totalmente congelado o flotando sobre el lago.

Bertil Harström y Johan Kauppi son los arquitectos que han diseñado el proyecto, que cuenta con un edificio principal con una estructura circular que recuerda a un nido de pájaros.

Cabañas independientes conforman las diferentes habitaciones que se unen a la orilla por pasarelas flotantes, al igual que las instalaciones principales del hotel. Cada habitación cuenta con 24 metros cuadrados, con una cubierta en madera que permite ser utilizada como lugar de meditación para conectar con la naturaleza o para tomar el sol en verano.

Un diseño respetuoso con la naturaleza

El diseño de las cabañas es completamente respetuoso con la naturaleza en la que se ubica, tanto las que se encuentran en el lago como las que están en tierra, éstas últimas de mayor tamaño que las anteriores, unos 62 metros cuadrados, dispuestos para 5 personas. Para evitar la erosión del terreno, cada cabaña se eleva en postes, respetando en mayor medida la vegetación.

Pero la naturaleza no solo está presente en el entorno del hotel. Forma parte del mismo, y está presente en el interior a través de materiales naturales y sostenibles como la madera, la piedra o el cuero, que forman parte además del estilo escandinavo.

Respetuoso con la historia

Precisamente, la madera se encarga de recordar el pasado de la zona y el río Lule. Este río, y sus afluentes, fueron durante mucho tiempo ruta de transporte para la madera de los bosques. Influenciado por su historia, se ha diseñado el edificio principal, que simula los troncos que se atascan en los rápidos, algo común en el transporte por el río.

Todo el hotel está pensando para el confort y máximo bienestar de los huéspedes, ubicado en un entorno natural espectacular, respetándolo hasta el último detalle, y permitiéndole a los inquilinos adentrarse en el paisaje y en la naturaleza.

Arctic Bath proporciona una experiencia única en un hotel spa que le da la bienvenida a los huéspedes invitándolos a sumergirse y dejar una huella ambiental mínima.

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X