Earthship: necesidades básicas cubiertas

Publicado el 22 septiembre 2022

En un pasado no muy lejano, la humanidad vivía en base a las necesidades primarias y básicas. Poco a poco la tecnología, la ciencia y el conocimiento fueron desarrollando diferentes modelos de vida y se crearon nuevas necesidades. Todos estos avances han permitido mejorar la calidad y esperanza de vida de la mayoría de las personas de occidente; sin embargo, estas nuevas necesidades también han provocado grandes consumos y modelos de vida perjudiciales para el medioambiente.

Exterior de una casa construida por la empresa EarthshipGlobal

El modelo de viviendas Earthship pretende unir las comodidades y avances actuales, pero sufragándolos de una forma natural y sostenible. Es decir, que tanto el consumo eléctrico como el agua o la refrigeración provengan de la propia naturaleza, sin generar ninguna externalidad negativa. Las construcciones que propone Earthship se basan en 6 preceptos 100% ecofriendly.

Construcción con materiales naturales y reutilizados

La base de los hogares Earthship son los neumáticos. Según cifras de la compañía, solo en EEUU se desechan 2,5 millones de neumáticos al año; por lo tanto, es un recurso inútil al que se le puede dar una segunda vida. Para mayor seguridad ante la posible emisión de gases perjudiciales de los neumáticos para la salud, estos se utilizan como ladrillo, recubriendo todo a su alrededor con materiales aislantes y resistentes como son el barro cocido o adobe. Además de la estructura general, Earthship utiliza botellas recicladas, así como maderas y metales recuperados. De esta forma, toda la vivienda desde sus cimientos proviene de materiales sostenibles para la construcción.

Refrigeración natural

Aproximadamente el 30% de la energía que se consume en el mundo está dedicada al suministro de casas. Earthship enfría y calienta la vivienda sin necesidad de red eléctrica, quema de madera o combustibles fósiles. ¿Cómo? Para empezar, gracias al gran aislamiento que producen los ladrillos empaquetados con tierra, que retienen el calor y evita los grandes cambios de temperatura según la época del año.

“La idea básica es rodear cada espacio habitable con masa de ladrillos de neumáticos en tres lados, y revestir el sur del edificio con ventanas. El sol entra a través del vidrio y calienta la masa de los pisos y paredes. Por la noche, cuando la temperatura del aire cae por debajo de la temperatura de la pared almacenada, el calor se libera naturalmente en el espacio. En el verano, con el sol en alto en el cielo, el edificio se mantiene fresco con la temperatura constante de la tierra”, explican desde la compañía. Además, para climas o temporadas extremas, las casas cuentan con refrigeración natural, a través de tubos que conectan con cajas de ventilación enterradas bajo tierra.

Producción de electricidad

Como comentamos al inicio, las casas Earthship disponen de todas las comodidades de la vivienda actual; pero, ¿cómo conseguirlo sin estar conectado a la red eléctrica? Cada edificio cuenta con su propia fuente de generación de energía renovable: paneles fotovoltaicos, baterías, controlador de carga e inversor. Las viviendas también suelen tener un pequeño molino de viento que ayude en la generación eléctrica. También, la casa dispone de los sistemas de iluminación más eficientes, lo que rebaja casi un 25% las necesidades eléctricas de una casa convencional.

Agua para consumo humano

En el interior de la vivienda se instala una cisterna que recoge las aguas de la lluvia y del deshielo de los tejados. Esta agua se envía mediante una bomba de presión a un filtro y se traslada al calentador de agua solar. De esta forma, se obtiene el agua caliente y fría suficiente para bañarse, asear la casa y lavar la ropa.

Imagen de la cisterna de las casas de  EarthshipGlobal

Aguas grises

“Las aguas grises usadas fluyen a las células botánicas interiores, donde las plantas consumen y tratan el agua hasta que está lo suficientemente limpia como para ser recolectada en un pozo y bombeada al tanque del inodoro para su descarga”, expone la empresa Earthship. Las aguas residuales se desvían desde el inodoro a un tanque séptimo, que desborda en una celda botánica exterior revestido de caucho y llena de plantas, regándolas y ampliando su ciclo de vida.  

Huerto

Junto a las plantas para las células botánicas interiores de aguas grises, las viviendas cuentan con mini jardineras hidropónicas en cubos suspendidos en los invernaderos, mediante las cuales se obtienen buenas cosechas de hierbas, pimientos, tomates, col rizada, remolacha o pepinos.

Interior de una casa EarthshipGlobal

Evidentemente, no todas las necesidades quedan cubiertas con el diseño Earthship, pero sí gran parte de ellas. La generalización de este tipo de construcciones reduciría en drásticamente el impacto ambiental del ser humano en la naturaleza.

Categorias relacionadas: Actualidad, Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X