Estadio Johan Cruyff, ejemplo de sostenibilidad en un recinto deportivo

Publicado el 2 julio 2020

Hemos hablado en otras ocasiones de recintos deportivos sostenibles, como el ECO Park Stadium, pero esta vez nos quedamos más cerca, en Barcelona. El Estadio Johan Cruyff se ha convertido en un modelo de sostenibilidad en lo que a estadios deportivos se refiere.

El estadio, inaugurado en 2019, es utilizado para albergar los partidos del equipo filial del Barcelona, el equipo femenino y el juvenil. Con capacidad para unas 6000 personas, está diseñado por el estudio de arquitectos Batlle i Roig.

Aislamiento acústico

La relevancia en sostenibilidad de este estadio radica en su construcción con aislamientos de lana mineral que generan altas prestaciones acústicas en sistemas de tabiquería seca y paredes. Pero esta no es la única característica sostenible de su construcción; un sistema integrado de gestión de edificios (BMS) permite el funcionamiento más eficiente de las instalaciones.

Aprovechamiento de recursos naturales

Además, dispone de un sistema de recogida de aguas pluviales. El agua caída en la azotea y alrededores es captada en grandes depósitos y utilizada como agua sanitaria, gestionándose de forma eficiente. Cuenta, también, con accesorios de agua eficientes para el consumo, lo que reduce el gasto de agua potable municipal.

En cuanto a la iluminación del estadio, está equipado con un sistema de luces LED que reducen el consumo energético. El techo que protege a los espectadores actúa como barrera contra el viento, la lluvia y el sol del verano. Pero, además aprovecha las brisas producidas de forma natural que se originan en el clima mediterráneo y ayudan a moderar las temperaturas, mediante las aberturas al exterior que se encuentran en los espacios situados a nivel de suelo. Esto proporciona mayor confort dentro del estadio.

Integración en el entorno

El recinto Johan Cruyff está diseñado de forma que la urbanización exterior se integra en el barrio en el que se ubica y produce una sensación de continuidad a todas las calles y espacios públicos adyacentes.

El estadio está pensado para personas con todo tipo de necesidades, mejorando la accesibilidad para personas con discapacidades físicas, y distribuyendo las posiciones para sillas de ruedas de una forma adecuada.

Esta construcción sostenible cuenta también con el sello, otorgado por la Design for All Fundation, “Buena Práctica 2019”, en el marco de los Premios Internacionales Design for All Fundation 2019. Este sello reconoce la labor de la edificación, no solo como generadora de beneficios económicos, sociales y medioambientales, sino que también mejora la calidad de vida de todos sus usuarios y satisface sus necesidades.

El Estadio Johan Cruyff pone en valor la edificación sostenible, no solo teniendo en cuenta la salud de sus usuarios, sino también pensando en la funcionalidad, usabilidad y seguridad del edificio que ojalá sirva como referente para muchos otros.

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X