Un informe de GBCe refleja la urgencia de impulsar la sostenibilidad en la edificación

Publicado el 28 diciembre 2021

En los últimos años, todas las industrias están dando cada vez más importancia al impacto que su actividad tiene en el medioambiente y en lo que pueden hacer para minimizarlo. Y es que a medida que el mundo se orienta hacia la sostenibilidad, sectores como la construcción deben seguir su ejemplo. Esto parece algo lógico, aunque lo cierto es que todavía nos queda un largo camino por recorrer. En España, menos del 0,1% de la totalidad de edificios construidos o rehabilitados poseen algún tipo de certificación. Esta es una de las principales conclusiones que figuran en el Informe País GBCe 2021, el primer documento abierto que analiza el estado actual del sector de la edificación en España y sus avances en la transformación hacia un modelo sostenible.

El informe, elaborado  por la asociación Green Building Council España (GBCe), confirma que es urgente seguir insistiendo en la necesidad de otros modelos de construcción y creación de ciudades. Porque, según indica, la cantidad de certificaciones ambientales voluntarias emitidas son un indicador directo para medir si hay demanda en la sostenibilidad en la edificación.

Este informe de GBCe tiene como objetivo ordenar y estructurar el trabajo para los próximos años, tratando de acertar en las acciones necesarias para estimular y activar más la demanda. Esto, señala el documento, es imprescindible para provocar una transformación más acelerada del sector. Un sector, el de la edificación, que supone un 40% del consumo de energía final. Y que, además, es causante de un 36% de las emisiones de CO2 y un 35% del volumen de residuos de la UE.

Seis urgencias y cinco palancas para el cambio

Para lograr esa transformación sostenible en el sector, el informe resalta que es necesario concentrarse a corto plazo en seis campos de acción urgentes. Descarbonización, salud, sociedad resiliente, biodiversidad, economía circular y, por supuesto, renovación integral a nivel de edificios, ciudades y territorios. Todos estos serían los puntos clave para GBCe.

En su informe, la asociación también ha dibujado un marco de actuación sujeto a cinco palancas para conseguir el necesario cambio. Estas son la comunicación, la capacitación, la reglamentación, la financiación y la innovación. Todas estas palancas, afirman desde GBCe,  se complementan y se necesitan entre sí para alcanzar los objetivos del estudio. Así, la comunicación refuerza las otras cuatro, mientras que la financiación es necesaria para la innovación. Y, como no, tiene que acompañar a la regulación. Además, la capacitación es la base para que las otras tengan efecto a gran escala, y la innovación necesita la seguridad regulatoria y la comunicación para ser conocida.

Edificios más sostenibles

Si algo refleja este informe es la necesidad de recalcar la importancia de un sector de la construcción que se preocupe por el medioambiente. Los edificios son responsables de gran parte del derroche energético y, por ello, debemos empezar a tomarnos en serio la urgencia de utilizar prácticas más sostenibles en las construcciones.

En la presentación del documento, el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas, se mostró optimista con el futuro del sector.  Durante su intervención, aseguró que en España «estamos trabajando en buena línea y esto nos invita a pensar que seremos capaces de cambiar la forma de hacer las cosas y no desperdiciar la oportunidad que se nos presenta». Esperemos que estas palabras tomen impulso en los próximos años, y así lograr una edificación sostenible que ayude preservar el medioambiente y los recursos naturales para las próximas generaciones.

Categorias relacionadas: Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X