4 alojamientos de turismo sostenible en Galicia

Publicado el 19 julio 2019

Cabañas en los árboles, hoteles sostenibles, casas rurales ecológicas… Las iniciativas de ecoturismo encuentran en Galicia un gran aliado. Su riqueza paisajística, naturaleza y gran variedad y diversidad de planes que ofrece lo convierten en un destino idóneo para practicar este tipo de turismo. Y es que, además, es un lugar muy apropiado para llevar a cabo aquellos planes más respetuosos con el medioambiente, como la práctica de deportes acuáticos, rutas de senderismo, y, por supuesto, el Camino de Santiago, entre muchos otros.

El turismo verde está de moda. Y si hay un lugar verde en nuestro país, ese es, sin ninguna duda, Galicia. Y es por ello por lo que también alberga una gran cantidad de iniciativas de turismo sostenible. Y cada vez son más. Por eso, en esta ocasión abordaremos algunos proyectos que ya son una realidad.

Nidos de Carnota (A Coruña)

En este rincón de la costa gallega se encuentra una de las playas más espectaculares de la comunidad. Carnota es famosa por su extenso arenal de más de 7 km, pero también por la riqueza de flora y fauna que alberga.

Naturaleza en estado puro, playas salvajes, abundante avifauna… inmersos en el bosque a los pies del Atlántico en una de las zonas de mayor avistamiento de aves de Galicia, la laguna de Carnota, se encuentra este original alojamiento. Nidos de Carnota está a un paso de la famosa playa de Carnota, en la ubicación de “boca do rio”.

Estos seis nidos de madera se mimetizan con el entorno. Son naturaleza, y permiten adentrarse en ella, pues este hotel conjuga turismo y ornitología. Y, al mismo tiempo, ofrece todo tipo de comodidades.

© Fotografía de Nidos de Carnota

Ecoagroturismo Arqueixal (Palas de Reis, Lugo)

En el mismo corazón de Galicia, en la parroquia de Santiago de Albá, Comarca da Ulloa, se ubica esta granja familiar que, de un modo natural, evolucionó de una producción de queso, yogur y leche fresca ecológica a la concepción de una experiencia holística que encarna su amor por la tierra. Así, recuperaron un conjunto de antiguas casas rurales para acoger huéspedes y dar a conocer su modo de vida.

En un lugar especial que ofrece bienestar respetando el medio ambiente, promueven un medio rural y agrario sostenible, desde un punto de vista ecológico, económico y social.

Sus cuatro casas fueron rehabilitadas siguiendo criterios ecológicos y técnicas de bioconstrucción, en la línea de una arquitectura responsable y consciente que respeta también las tipologías de las casas rurales gallegas. Piedra, madera, vidrio, arcilla y cal son los materiales nobles predominantes en las estancias, así como pinturas ecológicas y aislantes de corcho y fibras vegetales.

© Fotografía de Ecoagroturismo Arqueixal

Rectoral de Chandrexa (Parada de Sil, Ourense)

También en el interior, en el emblemático escenario de la Ribeira Sacra, se encuentra esta casa rural. Esta antigua casa rectoral cuenta con tres habitaciones dobles, y está construida en piedra y madera de castaño, restaurada con respeto y buscando el máximo confort. En su recuperación se tuvieron en cuenta principios de bioconstrucción para los materiales aislantes, barnices y pinturas.

Su amor y cuidado por la tierra se refleja también en su ubicación, pues cuentan con huerta, viña, frutales, castañar y también cuidan algunos animales. Además, todas las comidas que ofrecen son ecológicas.

“No te gustará si te atrae el lujo o eres adicta/o al suave tacto del plástico, a la televisión, al bullicio y a las multitudes. Si, por otro lado, buscas belleza y tranquilidad (a veces rota por el canto del gallo o la campana), alimentos ecológicos de sabores auténticos, aquí puedes disfrutar de esto y más”, afirman sus responsables.

© Fotografía de Rectoral de Chandrexa

Quinta de San Amaro (Meaño, Pontevedra)

De nuevo en la costa, rodeado de viñedos de Albariño, y a 10 minutos de las mejores playas de las Rías Baixas, se encuentra este hotel rural que ofrece una experiencia sostenible al completo. Formado por 14 confortables habitaciones y un pequeño restaurante entre los viñedos del Valle del Salnés, aquí se puede disfrutar de actividades relacionadas con la naturaleza como talleres de cocina, enoturismo, avistamiento de aves, y rutas para conocer las artes del mar, entre otras.

En su restaurante apuestan por auténtica cocina de mercado comprometida con la tierra. Y es que la Quinta de San Amaro es una apuesta por los sabores con raigambre. Raigambre que se aprecia también en las piedras centenarias de este espectacular emplazamiento que mira al valle siempre verde, rodeado de viñedos y con el mar de Arousa muy próximo.

Es fruto de la restauración de una antigua casona de labranza, a la que se añadieron varias estancias para transformarla en este hotel y restaurante en el que se puede disfrutar y degustar lo más fresco del mar y de la tierra.

© Fotografía de Quinta de San Amaro

Playa, montaña, actividades en la naturaleza, gastronomía… Todos estos planes respetuosos con el entorno pueden disfrutarse, de distintas formas en Galicia. Turismo sostenible en estado puro. ¿Cuál es la opción que más os ha gustado?

Imprimir

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X