La biblioteca Presidencial Theodore Roosevelt: un diseño sostenible en honor al expresidente

Publicado el 22 octubre 2020

Adentrada en el paisaje de los Badlands de Dakota del Norte se construirá la 15ª Biblioteca Presidencial Estadounidense Theodore Roosevelt. El proyecto ganador del concurso ha sido el desarrollado por el estudio noruego Snøhetta.

Mimetización con el paisaje

El proyecto parte de las reflexiones sobre el paisaje del presidente, su compromiso con el medio ambiente y su compromiso cívico. El diseño de la Biblioteca estará marcado por el cuidado del paisaje y sus diferentes hábitats. Pequeños pabellones constituirán los espacios que conforman el proyecto, creando espacios dedicados a la reflexión y la actividad.

Estos diferentes pabellones que conformarán el complejo rodean la biblioteca que actúa como elemento central, dando amplias vistas al paisaje. El proyecto lo completan senderos elevados que se ramifican a lo largo de más de 200 km, dando la posibilidad de disfrutar del Parque Nacional a sus visitantes.

Una característica clave del diseño es la convivencia con el Parque Nacional en el que se ubica. Se trata de un espacio protegido que alberga el valle del río Little Missouri y el rancho Elkhorn, un paisaje en el que se integra la Biblioteca, haciendo que el espacio se amplíe y entre en el edificio.

Esta Biblioteca, dedicada al expresidente y ubicada al lado de un Parque Nacional, pretende continuar con el legado de Theodore Roosevelt en la conservación y promoción de los parques nacionales estadounidenses. De este modo, se invitará a los visitantes a ver y experimentar la cuna de la conservación.

Diseño sostenible

La localización del edificio, en el borde de la colina, y su techo suavemente inclinado de madera que mira al noroeste, invitan a la investigación y conservación del paisaje. De forma armoniosa se integra la biblioteca en el espacio, sin desentonar, imitando en su forma las colinas que la rodean.

Para la construcción, el estudio noruego contará con un arquitecto de enlace en la zona. La economía local se verá beneficiada con esta nueva edificación, ya que los materiales y proveedores serán de la zona, reduciendo así la huella de carbono y utilizando materiales sostenibles.

Contará con un sistema de energía renovable que abastecerá el complejo y ayudará, además, a iniciar un nuevo estándar para el diseño sostenible en la zona.

Arquitectura bioclimática

El diseño no es ajeno a las características climáticas de la región, aplicando criterios de la arquitectura bioclimática. Su disposición semienterrada y la inclinación de su techo están pensados para mitigar la acción de los factores climáticos, como el viento, las temperaturas mínimas del invierno o el calor extremo del verano que azotan la zona. De esta forma, el espacio se hace accesible y acogedor a los visitantes en todas las épocas del año.

La importancia de la preservación del paisaje y el medio ambiente no es un concepto novedoso. En este caso nos fijamos el interés de Theodore Roosevelt, presidente de EE. UU. entre 1901 y 1909, como naturalista y su búsqueda de la preservación del medio ambiente. Este compromiso con la gestión ambiental se fomenta hoy en día con este proyecto, que promueve la arquitectura sostenible y el cuidado del entorno. Sin duda, un homenaje inmejorable para el expresidente.

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X