Una casa de té sostenible diseñada por el arquitecto japonés Terunobu Fujimori

Publicado el 15 octubre 2020

El museo Stiftung Insel Hombroich en Neuss, Alemania, ha presentado una exposición del trabajo del arquitecto japonés Terunobu Fujimori. Conocido por sus proyectos que rozan el surrealismo, muestran espacios con cierto aire desestructurado y un orden peculiar.

En el museo alemán, el arquitecto ha creado esta exposición con una obra sobre la casa de té Ein Stein. Ubicada en un entorno natural, y respetando las características del espacio, ha sido construida con materiales naturales, como troncos de robinia sin tratar y tablero de madera carbonizado por el método tradicional yakisugi. Este proceso la protege de la intemperie.

Mimetización con el entorno

La casa se encuentra sobre siete pilares hechos de troncos de madera, que la mantienen en lo alto y ayudan a que se produzca un menor impacto en el paisaje acercándola a las copas de los pinos que la rodean. Tres metros de altura y 19 escalones la separan del suelo.

Su interior está revestido de roble y el techo está diseñado con un efecto trampantojo que hace que parezca curvarse hacia dentro. Unos bancos con formas orgánicas completan el mobiliario interior, sustituyendo a los tradicionales tapetes de tatami.

El proyecto está inspirado en el budismo zen, creando un lugar respetuoso con la naturaleza perfecto para tomar el té. Refleja la historia de la ceremonia del té tratada bajo la interpretación personal del arquitecto Terunobu Fujimori, que durante un año desarrolló el proyecto que será conservado en el jardín de la Fundación de Insel Hombroich, localizada en la antigua estación de cohetes Hombroich.

Arquitectura japonesa

Fujimori es arquitecto e historiador de la arquitectura japonesa, que comenzó su carrera como historiador y no desarrolló su trabajo como arquitecto hasta los cuarenta años. Representó a Japón en la Bienal de Venecia en 2006 y es conocido por el uso de materiales naturales en todos sus trabajos. Su interés sociológico lo lleva a desarrollar edificios pensados para llevar a cabo las actividades de la vida cotidiana, aunque con un toque dadaísta.

La exposición, que lleva el nombre “Terunobu Fujimori. Ein Stein Tea House y otras arquitecturas”, gira alrededor de la tradición centenaria de la ceremonia del té, la cual interesaba al fundador del museo, Karl Heinrich Müller. La Fundación cuenta con diferentes elementos derivados de esta ceremonia, como son cuencos u otros elementos que ahora presentan al público.

La casa de té refleja una interpretación personal de la tradición con un fuerte peso de la naturaleza y el respeto al entorno. El resultado habla por sí solo: una casa que no solo forma parte del medio, sino que es el medio, que es naturaleza en sí misma. Y también es historia y tradición.

Categorias relacionadas: Actualidad, Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X