Cuatro ejemplos de eco-barrios en España

Publicado el 29 agosto 2019

Las grandes ciudades están creciendo a un ritmo que el planeta difícilmente puede soportar, por lo que es necesario desarrollar proyectos y propuestas más ambiciosos que la Torre Agora Garden o el edificio “Impulso Verde”. Así, surge la necesidad de adaptar los beneficios medioambientales de una sola obra, como las mencionadas anteriormente, a un distrito o barrio en su totalidad.  

Los eco-barrios son el modelo de desarrollo urbano sostenible del futuro por excelencia. La incidencia de estos proyectos ecológicos no solo es a nivel urbanístico o arquitectónico, sino que también buscan un cambio de mentalidad y comportamiento más responsable con el entorno en sus habitantes.

Los barrios sostenibles buscan la regeneración medioambiental y su finalidad es lograr la eficiencia energética total y tratar de ser autosuficientes. Estos distritos ecológicos no se entienden sin la implementación y uso de energías renovables o los huertos y jardines urbanos comunes, la apuesta por la economía circular y el fomento de la movilidad sostenible, menos contaminante que la convencional.

En España existen desde hace algunos años propuestas de eco-barrios y distritos sostenibles ya construidos que se erigen como el paradigma de las nuevas ciudades.

Eco-barrio La Pinada (Valencia)

Este proyecto de eco-barrio tiene como principal característica algo que lo distingue de los demás barrios sostenibles: su configuración estará definida por sus habitantes. Serán los vecinos los que decidan qué espacios verdes habrá, dónde jugarán los más pequeños y los comercios que integrarán la comunidad. El Barrio de La Pinada se sitúa en Paterna, a escasos quince minutos de Valencia, y ocupa un total de 24 hectáreas. En este espacio se prevé construir mil viviendas para todo tipo de familias y los espacios verdes serán protagonistas mediante jardines, huertos urbanos, corredores, muros y cubiertas jardín. Además, se promoverá el uso inteligente de recursos hídricos, energéticos o de gestión de residuos a través de la reutilización del agua o el consumo mínimo de energía gracias al empleo de energías limpias y renovables.

Distrito de Sarriguren (Navarra)

La Ecociudad construida en una pedanía a cinco kilómetros de Pamplona fue el primer eco-barrio de España. En el año 2008 se alzó con el Premio Europeo de Urbanismo por sus criterios arquitectónicos sostenibles y ecológicos. Las viviendas, cuyo consumo energético es un 60% menor que una construcción convencional, están rodeadas por 600.000 metros de áreas verdes con más de 5.000 árboles y 32.000 arbustos. Estos edificios, en los que viven alrededor de 9.000 vecinos, se han levantado siguiendo criterios de construcción sana y limpia, y emplean energía renovable procedente de placas fotovoltaicas.

Barrio multi-ecológico en A Garaballa (Lugo)

Anteriormente os hablamos del Proyecto Lugo+Biodinámico en el que se enmarcaba el edificio “Impulso Verde”. Esta obra es el culmen de un proyecto más ambicioso y comprometido con el medioambiente en la provincia gallega. Este barrio multi-ecológico se construirá siguiendo criterios de arquitectura bioclimática, casas pasivas y de eficiencia energética y fomentará el empleo de materiales autóctonos y sostenibles como la madera. Al tratarse de una zona multi-ecológica, tienen especial relevancia las zonas verdes y hortícolas, entre las propuestas están los cultivos aeropónicos, es decir, cultivar plantas en zonas aéreas, los huertos urbanos y los invernaderos.

Eco-barrio de La Florida (Asturias)

Este es uno de los proyectos propuestos en Oviedo para convertir la zona de Las Campas y La Florida en el primer eco-barrio de Asturias. Si atendemos a las características específicas del diseño presentado, se promoverá la habilitación de dos carriles, uno para bicicletas y otro para transporte urbano. Además, los edificios públicos serán equipados con placas solares y se fomentará esta práctica en obras de nueva construcción, así como el empleo de cubiertas vegetales en los tejados. 

En definitiva, la ordenación urbana pasa por un paisaje arquitectónico responsable, sostenible, ecológico y eficiente energéticamente para reducir los perjuicios hacia los recursos de la Tierra y proteger el futuro de las generaciones venideras.

Imprimir

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X