Las viviendas prefabricadas sostenibles, eficientes y conectadas ya son una realidad

Publicado el 26 septiembre 2019

La creciente tendencia de las viviendas prefabricadas responde a un nuevo tipo de hábitos de vida y consumo. Rapidez, inmediatez, calidad técnica, versatilidad, y ahorro son algunas de las características que ofrece la construcción modular y que responden a las necesidades de la sociedad actual. Pero todo ello es compatible con la sostenibilidad y el respeto por el medioambiente. Y es que las casas prefabricadas sostenibles son una realidad que va ganando cada vez más peso.

Ejemplo de ello son las viviendas prefabricadas “ecosistémicas” diseñadas por Studio Arthur Casas en colaboración con la firma de ingeniería SysHaus. Así, este estudio brasileño ha desarrollado un prototipo de casa sostenible prefabricada, que ofrece todas las ventajas de la construcción modular y, al mismo tiempo, de la arquitectura sostenible.

© Fotografía de Studio Arthur Casas con fines puramente informativos

Esta vivienda, que recibe el nombre de “The SysHaus House”, es de una sola planta. Dispone de más de 200m2 de superficie, con un dormitorio, dos baños y un salón comedor con cocina integrada, así como una terraza cubierta.

Solución sostenible

La solución constructiva es totalmente sostenible, pues se utilizan únicamente materiales reciclados, y el tiempo de construcción es de 6 meses. Esto se traduce en la reducción al mínimo de la huella ambiental que se genera en el proceso, pues el consumo de energía y materias primas es mucho menor, al igual que la generación de residuos.

Por lo tanto, la elevada eficiencia energética está garantizada gracias al diseño de la vivienda y a los materiales que se utilizan. Cuenta con un cerramiento opaco con un revestimiento de aluminio reciclado; un buen aislamiento y superficies acristaladas con puertas correderas que garantizan la necesaria ventilación cruzada y una fuerte conexión con el exterior y la naturaleza.

© Fotografía de Studio Arthur Casas con fines puramente informativos

Esta vivienda piloto alberga también un sistema de recolección y reutilización de agua de lluvia. En su techo se instalan paneles fotovoltaicos para generar electricidad. Y, además, dispone de un “biodigestor”, que convierte los residuos orgánicos en gas para la cocina y la chimenea, o en fertilizante para el abono del jardín.

La tecnología es también protagonista en esta casa, pues está equipada con algunas técnicas del hogar conectado, como las cerraduras controladas desde el teléfono móvil.

El resultado es una vivienda eficiente y ecológica de estilo contemporáneo, rápida de construir, con una elevada calidad técnica y, por supuesto, respetuosa con el entorno. Practicidad y sostenibilidad se dan la mano en este proyecto que ojalá sirva de ejemplo para muchos otros.

Imprimir

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X