Madrid Nuevo Norte, un proyecto de urbanismo sostenible

Publicado el 2 abril 2020

La Comunidad de Madrid ha aprobado el proyecto de edificación de su zona norte llamado Madrid Nuevo Norte. Después de veinte años de parón, se ha desbloqueado este proyecto con el fin de contribuir a colocar a la capital madrileña como “referente del urbanismo del siglo XXI con las últimas tendencias en movilidad, eficiencia energética y sostenibilidad ambiental”, aseguran desde el Consejo de Gobierno.

El proyecto ocupará 3.356.196 metros cuadrados de suelo, lo que equivale a 460 estadios de futbol. Y pretende actuar a modo de regeneración urbana, integrándose en los barrios limítrofes, reduciendo el impacto sobre el territorio y regenerando terrenos en desuso hasta el momento.

Planteamiento del proyecto

Se creará un gran centro de negocios de última generación próximo a la estación de Chamartín, lo que pretende atraer a grandes empresas internacionales y convertirse en uno de los más innovadores centros de negocios.

Se cubrirán las necesidades residenciales de la zona con la construcción de 10.500 viviendas, siendo un 20% de protección pública. Además, estas viviendas estarán rodeadas por espacios cívicos y equipamientos públicos conectados con los medios de transporte.

Las viviendas estarán construidas para conseguir la máxima eficiencia energética, además de calidad y diseño. El desarrollo sostenible del proyecto se completará con 400.000 metros cuadrados de zonas verdes y un uso eficiente de los recursos naturales. Este proyecto pretende poner a Madrid en la cabeza del desarrollo sostenible.

El transporte público juega un papel importante, contando con tres estaciones de metro y medios de transporte sostenibles que darán cabida al 80% de los desplazamientos. Además, 13 kilómetros de carril bici, completarán este proyecto conectando barrios colindantes y creando el Anillo Verde Ciclista. La conexión de las diferentes zonas se efectuará también con diversos puentes y zonas peatonales, de forma que aumente la accesibilidad de toda la zona.

El centro de negocios de última generación supondrá la creación de 250.000 nuevos empleos durante los próximos años que, de forma sostenible, convertirá a Madrid, en una de las ciudades europeas de mayor atracción empresarial.

La estrategia ambiental tiene como objetivo impulsar un desarrollo que utilice de forma eficiente los recursos naturales cuidando, además, del entorno a la vez que se crea riqueza y empleo. Cerca de medio millón de metros cuadrados de zonas verdes se distribuirán en el proyecto, de los cuales 120.000 metros cuadrados serán los ocupados por el espacio recuperado por el recubrimiento de las vías de la red ferroviaria.

Un proyecto de tal magnitud convertirá a Madrid en un referente en cuanto a regeneración urbana en Europa y puede llegar a serlo también en construcción sostenible. La edificación es una de las palancas de actuación más importantes para alcanzar los objetivos globales en la lucha contra el cambio climático. Los edificios, en su ciclo de vida, representan el 36% del consumo de energía de la Unión Europea y producen el 40% de las emisiones de CO2. Pensar en una construcción sostenible puede llegar a ahorrar más de un 75% de energía, reduciendo además cuatro veces las emisiones de CO2.

Categorias relacionadas: Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X