¿Podrían las palomitas de maíz sustituir al aislamiento tradicional de las viviendas?

Publicado el 4 enero 2022

El aislamiento de los edificios se ha convertido en un tema cada vez más importante en los últimos años. Este es sin duda uno de los pilares de la construcción sostenible pues, como ya hemos comentado en varias ocasiones, parte importante del consumo de energía proviene de la utilización de sistemas de acondicionamiento. Y es que un buen aislamiento térmico ayuda a reducir los costes de calefacción, lo que se traduce en menores emisiones de CO2.

Hoy en día ya existen materiales aislantes naturales y sostenibles para el interior de los edificios, como el corcho, el algodón o incluso las algas. Pero ¿y si la mejor solución de aislamiento para tu casa pudiera provenir también de ese cubo de palomitas que sostienes mientras ves tu película o serie favorita?

Propiedades del material

Un grupo de científicos de la Universidad de Gotinga (Alemania) ha desarrollado un nuevo proceso que permite crear placas aislantes hechas de palomitas granuladas. En su investigación, han descubierto que el nuevo material no solo tiene excelentes propiedades como aislamiento térmico, sino que también  ofrece una buena protección contra el fuego y, además, repele el agua.

Se trata entonces de una alternativa vegetal, ecológica y sostenible a otros productos derivados del petróleo que se emplean actualmente en la industria.  Estos se han apropiado de aproximadamente el 90 % de la cuota del mercado y, por desgracia, rara vez se reciclan. No obstante, según la Universidad, el material creado a base de palomitas de maíz  sí es fácil de reciclar al final de su vida útil.

«Este nuevo proceso, basado en el de la industria del plástico, permite la producción rentable de paneles aislantes a escala industrial. Especialmente en el campo del aislamiento de la construcción», precisa el profesor Alireza Kharazipou, responsable del grupo de investigación que ha creado este novesodo material. En otras palabras, lo que el investigador asegura es que estos paneles hechos a base de palomitas podrían estar pronto en muchas de nuestras viviendas.

Un potencial aislante ecológico

Kharazipour lleva más de una década trabajando en patentes relacionadas con las palomitas de maíz, explorando otras aplicaciones sostenibles tras observar las similitudes entre este aperitivo comestible y el poliestireno. «Abocorn», por ejemplo, es un material de envasado a base de palomitas que sustituye a los productos tradicionales de poliestireno.

La Universidad ha logrado ahora un acuerdo de licencia con el Grupo Bachl para el uso comercial del proceso y de los productos resultantes en el aislamiento de edificios. No sería por tanto de extrañar que dentro de unos años nuestros hogares estuvieran forrados de palomitas de maíz. Ahora solo queda por determinar la longevidad de este aislamiento ecológico en comparación con sus homólogos convencionales.

Además, algunos también han planteado su preocupación por la posibilidad de que este material invite a roedores, u otros animales salvajes, a entrar en las casas. Porque, no, a nadie le gustan las “visitas inesperadas”. Pero aún no hay suficientes pruebas para saber si esto podría llegar a convertirse en un problema. De momento, nos quedamos con que es un producto con mucho potencial para su utilización en futuros proyectos de arquitectura sostenible.

Categorias relacionadas: Actualidad, Aislantes, Materiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X