Un rascacielos sostenible en la Gran Manzana

Publicado el 30 mayo 2022

Nueva York es el centro neurálgico de la cultura occidental de este siglo, y dentro de la ciudad, Manhattan, la Gran Manzana, es la capital financiera y uno de sus mayores símbolos. Podría pensarse que los negocios, el capital y el bullicio neoyorkino no son compatibles con una mentalidad sostenible de la arquitectura. Nada más lejos de la realidad: el Bank of America Tower, también denominado One Bryant Park, es un rascacielos sostenible situado en el corazón de Manhattan. Destacan su gestión sostenible del agua, la producción de energía propia y su construcción a base de materiales sostenibles.

Imagen del rascacielos One Bryant Park realizada por John Wisniewski y obtenida de Flickr.

Diseño y construcción

El edificio del Bank of America de Nueva York fue diseñado por el estudio Cook + Fox Architects y se erigió entre 2004 y 2009. Tiene una altura de 365,8 m que se divide en 55 pisos para un área construida de 195.096m2. El coste total de la obra ascendió a, aproximadamente, 1.000 millones de dólares.

En cuanto al diseño del proyecto arquitectónico, su prescriptor, Richard Cook, señala que “el edificio One Bryant Park, encarnado dentro de esta piel de vidrio transparente tiene algo orgánico de la naturaleza, algo que se hace eco no solo del movimiento cinético y la energía de las calles de abajo, sino también de la estructura dinámica y cristalina de las formas encontradas en el mundo natural”. Otro aspecto muy relevante del edificio es su iluminación: la construcción está envuelta en ventanales desde el suelo hasta el techo y, además, “las superficies facetadas transparentes del edificio funcionan como una membrana permeable para cambiar las cualidades de percepción y luz y mejorar su eficiencia”, explica Cook.

Materiales de fuentes limpias

Los materiales sostenibles para la construcción con los que se ha construido el rascacielos One Bryant Park es una de las características que lo convierten en un edificio ecofriendly. Según fuentes del estudio Cook + Fox Architects, el 87% de los componentes provienen de fuentes de energías limpias. El acero y el hormigón son la base de la estructura, pero, aunque tradicionalmente estos materiales no suelen obtenerse de orígenes sostenibles, en este caso, el hormigón está compuesto en casi un 50% por componentes reciclados, en su mayoría desechos de altos hornos.

El material reciclado más evidente es el vidrio que rodea la mayor parte del edificio. Forma un muro-cortina que minimiza la ganancia de calor solar gracias al vidrio de baja emisividad y a la fritura de cerámica, que refleja el calor. Esta apuesta también ha permitido al Bank of America Tower reducir la iluminación artificial con un sistema automatizado de atenuación de la luz diurna, lo que ahorra hasta un 30% de energía gastada en iluminación.

Gestión del agua y la energía

Una de las cuestiones que más ayudó para la obtención de la certificación LEED Platinium fue su gestión energética y las nuevas tecnologías que tiene incorporado el edificio. El mejor ejemplo es su planta de cogeneración de 5,0 MW de combustión limpia, que proporciona aproximadamente el 65% de los requisitos anuales de electricidad del rascacielos y reduce la demanda máxima diurna un 30%.

Ahora bien, el aspecto más destacable es su gestión del agua: tienen tanques térmicos de almacenamiento de hielo en la bodega, que produce hielo por las noches y se derrite durante el día para colaborar con el enfriamiento y la climatización del edificio y para reducir la demanda máxima en la red eléctrica de la ciudad. Pero la administración pluvial no termina ahí: el rascacielos Bank of America Tower dispone de un sistema de captación y recuperación del agua de lluvia y la nieve que caen en torno a la construcción.  Estos suministros se reciclan como aguas grises para descargar los inodoros, abastecer las torres de agua y ayudar en el enfriamiento. Esta tecnología permite ahorrar millones de litros de agua potable y reduce el consumo de agua del edificio en casi un 50%.

Por suerte, la Arquitectura Sostenible está llegando a todos los países y sectores. Que los grandes núcleos de población y centros financieros prioricen la sostenibilidad en sus construcciones, como en la Bank of America Tower, es una señal muy positiva.

Imagen nocturna del rascacielos One Bryant Park realizada por
Eric Kilby  y obtenida de Flickr.

Categorias relacionadas: Actualidad, Comercial, Proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X