Pizarra natural, un material práctico, moderno y perfecto para centros públicos

Publicado el 10 octubre 2022

Los materiales como la pizarra son parte indispensable de la construcción, pero los criterios de selección para escoger uno u otro son amplísimos. Para empezar, el uso que vaya a tener la edificación debe ser parte clave para seleccionar el material, pero también hay otros factores igual de relevantes: como el carácter sostenible, el resultado estético, la esperanza de vida del material, eficiencia como aislante térmico y acústico, resistencia…

Vista aérea de la escuela revestida con pizarra natural española

Pizarra, un material de moda

Para los centros educativos, una buena alternativa en el exterior de los edificios según todos los criterios mencionados anteriormente es la pizarra natural. La verdad es que en esta publicación hemos hechos diferentes artículos sobre centros educativos y administrativos que, a lo largo del mundo están seleccionando a la pizarra natural española para sus construcciones. Algunos ejemplos de esta tendencia pueden ser: una biblioteca pública en Virginia, USA; un edificio administrativo en la Bretaña Francesa o una universidad en New Hampshire, USA.

Pues bien, un nuevo ejemplo de esta tendencia continúa en la localidad de Heudebouville, Francia, un municipio a las orillas del Sena que, para su renovada escuela infantil, ha decidido utilizar pizarra natural española. El concurso público que sacó el ayuntamiento para erigir el edificio fue concedido al gabinete de arquitectura HEMAA architectes. El diseño que esta empresa propuso tiene a la pizarra como gran protagonista de su exterior, en concreto, el componente utilizado es la fachada CUPACLAD 101 LOGIC.

Entrada a la escuela de la localidad de Heudebouville revestida con CUPACLAD 101 LOGIC

Características de la pizarra

Si la pizarra es perfecta para centros públicos en general, la fachada ventilada CUPACLAD 101 LOGIC, de Cupa Pizarras, es un material sostenible para la construcción ideal para una escuela infantil como esta. Su sistema de fijación invisible otorga un protagonismo equilibrado a la pizarra ya que, su textura y brillo natural, combinan y se complementan con el resto de los materiales y elementos constructivos.

Cuando se trata de una edificación donde va a haber mucho movimiento, como es este caso, con el vaivén de los niños y niñas en la escuela, la fortaleza del material también es muy relevante, debe resistir las actividades diarias y normales del desenvolvimiento de un colegio. La pizarra cumple con ese requisito, elegante pero fuerte, resistente y segura. Además, gracias a la pizarra española, la escuela cuenta con la certificación BEPOS (Bâtiment à Energie Positive), un prestigioso sello francés que valora la eficiencia energética de la construcción.

Localización

El lugar donde se erija la nueva construcción también es ciertamente importante, por su historia arquitectónica, materiales autóctonos y originales, orografía del terreno donde se construirá, el clima… En el caso de la escuela del pequeño municipio de Heudebouville, de unos 800 habitantes, se trata de una zona geográfica donde históricamente se ha utilizado la pizarra. La resistencia y mantenimiento de su brillo a pesar de las inclemencias climáticas fue uno de los factores clave. “La pizarra tiene la cualidad de ser brillante en todas las condiciones. Entonces, cuando tenemos mañanas soleadas, aparece un reflejo natural de la materia que interacciona con el clima”, describe el arquitecto Charles Hesters, asociado y cofundador de HEMAA architectes.

El propio alcalde de la localidad francesa Hubert Coleman Zoutu, ha mostrado su satisfacción con respecto al resultado final de la obra: “nuestros niños van a disfrutar en un entorno moderno y luminoso. Después de una primera visita, muchos vecinos se acercan y me dicen gracias alcalde, es muy bonito, estamos muy orgullosos”.

Lateral de la escuela de la localidad de Heudebouville

La pizarra es uno de los materiales made in Spain más valorados a nivel internacional, tanto en el ámbito constructivo como en general. El colegio de Heudebouville es un nuevo ejemplo de la lista de edificios mundiales que opta por la pizarra para revestir sus fachadas, una elección cada vez es más utilizada. Además, por las cualidades que ofrece y el rendimiento a medio y largo plazo, normal es que esa dinámica continue mejorando, sostenible, segura y duradera, no se puede pedir más.

Categorias relacionadas: Actualidad, Materiales, Pizarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X